ERC define en el Congreso como "genocidio cultural" la defensa del PP del derecho a elegir la lengua de enseñanza

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El PP defendió hoy ante el Pleno del Congreso el derecho a elegir la lengua de enseñanza en las comunidades con idiomas cooficiales, una iniciativa que fue respondida airadamente por ERC, que llegó a acusar a los populares de "genocidio cultural y lingüístico".

La iniciativa del PP, defendida por Alfonso Alonso, es una proposición de ley que busca garantizar la enseñanza "del castellano y en castellano" en todas las etapas educativas y en todas las comunidades autónomas. Una propuesta similar ya había sido defendida en marzo en el Congreso por la diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, y no salió adelante por el voto en contra de los demás grupos, salvo el PP.

Esquerra Republicana, como ya hizo cuando Rosa Díez defendió su propuesta, pidió hacer uso del turno en contra forzando un debate particular con el grupo proponente. En esta ocasión subió más el tono que hace un mes y su portavoz, Joan Tardà, acusó al PP de promover "la supremacía lingüística con el objetivo de reducir las lenguas al ámbito familiar", lo que a su juicio constituye incluso un "genocidio cultural y lingüístico".

EL OCIO DEL REY

Tardà implicó incluso al Rey en el debate asegurando que "el jefe del Estado, después de 30 años de reinado, todavía no ha sido capaz de hacer un cursos de lengua vasca, de lengua catalana y de lengua gallega". "Y no será que los Borbones no tengan apego al ocio y al tiempo libre", agregó.

El diputado independentista dijo que "ahora que parecía que Rajoy quería transitar hacia una cierta moderación, pueda más la catalanofobia, el odio étnico o la españolidad rancia" de algunos medios de comunicación, que a su juicio "marcan la hoja de ruta del PP".

Asimismo, Tardà aseguró que los políticos del PP en Cataluña son vistos como "extraterrestres" y apuntó que si se demuestra que la política de los 'populares' de "castellanismo y nacionalismo agresivo" da resultados electorales, habrá que concluir que "la sociedad española está enferma". Al PSOE le pidió ser "beligerante del plurilingüismo siempre, no cuando andan faltos de complicidades o cuando les aprieta el zapato de la demoscopia".

PP: HAY FAMILIAS DISCRIMINADAS

Por su parte, Alfonso Alonso aseguró que "muchas familias que no pueden elegir la opción lingüística en la que educar a sus hijos" y añadió que su formación busca con esta iniciativa "retomar un consenso sobre política lingüística que no se debió abandonar".

Además, afirmó que la intervención de Tardà está "fuera de cualquier decoro parlamentario y ha acreditado unos niveles muy bajo de educación""Espero que no se presente como el exponente de las excelencias del sistema catalán".

Alonso destacó que la discriminación del castellano en algunas comunidades autónomas es "contundente y reiterada" y avisó de que en el País Vasco, debido a la imposición del euskera, "se extiende una desafección hacia esta lengua que debe importarnos a todos".

"No entiendo por qué les irrita este tema y por qué tienen miedo a la libertad, a que la gente pueda elegir y a que la gente pueda decir lo que verdaderamente siente", señaló Alonso. "He venido a tender la mano, aunque también se ve que me la muerde el señor Tardà".

En este sentido, recalcó que ERC tiene "actitudes de intolerancia que no permiten la discrepancia, que quieren uniformizar y que sienten aversión a la libertad". "Ha sido un discurso antiguo, cargado de prejuicios y falsos tópicos", en el que "no se han oído argumentos sino sólo descalificaciones".

Según dijo, tras la victoria de los 'populares' en Galicia "la lengua dejará de ser un arma arrojadiza" en esta comunidad autónoma y en el País Vasco el acuerdo entre el PP y el PSOE propiciará que se deroguen las normas que establecen el euskera "como la lengua vehicular de la enseñanza".

PSOE ACUSA AL PP DE CREAR DISCORDIA

Mientras, la portavoz de Educación del PSOE, Cándida Martínez, que rechazó la iniciativa del PP, exigió a los 'populares' que "no creen un problemas donde no lo hay, ni usen las lenguas y la enseñanza para crear división y discordia". Asimismo, defendió que la Constitución Española, los Estatutos de Autonomía, las leyes de educación y las sentencias del Tribunal Constitucional "amparan el plurilingüismo y el desarrollo que en materia educativa se ha hecho en relación con la enseñanza de las lenguas oficiales".

Martínez puntualizó que el Estado ha establecido las "garantías básicas de igualdad y de deber de conocimiento del castellano" al fijar en la LOE la obligación de impartir la lengua castellana en todas las etapas educativas y también al señalar una nueva garantía en cuanto al horario de la asignatura del castellano. "¿Qué sentido tiene esta proposición del PP y por qué este partido quiere romper ahora un modelo que ha funcionado bien en los últimos años?", cuestionó.

La diputada de CiU Mercè Pigem dijo que la propuesta del PP "no se fundamenta en la realidad" y esgrimió que los alumnos de las comunidades autónomas con dos lenguas oficiales tienen el mismo nivel que los alumnos del resto de comunidades.

A su juicio, el partido liderado por Mariano Rajoy está haciendo una "utilización política del tema lingüístico para intentar arañar unos votos, aunque sea a costa de falsear la realidad y alternar la paz lingüística en Cataluña". "Se está creando un problema donde no lo hay", subrayó.

Por parte del PNV, Aitor Esteban acusó al PP de querer "dejar atrás la cohesión que se había alcanzado y retrotraernos a tiempos de los que muchísimas personas del País Vasco no nos queremos acordar". Asimismo, dijo que las palabras de Alonso demuestran que el PP ha pactado con el PSOE llevar adelante esta propuesta en la comunidad vasca.

La representante de UPyD, Rosa Díez, destacó que "se trata de defender los derechos de los españoles, vivan en donde vivan, y no de contraponer sentimientos" y pidió a Tardà que argumente sus teoría en vez de dedicarse únicamente a descalificar al adversario político.