Expertos españoles opinan sobre el éxito de ‘Millenium’


Pepe Guerrero, Librerías Prometeo

Yo creo que ha conseguido el éxito por su formación periodísitica. Stieg Larsson es el alter ego de uno de los protagonistas y esa manera de traspasar la realidad al lector lo hace perfectamente. Nadie sabe por qué es un best seller.

La temática es de una actualidad tremenda. La corrupción, la chica informática que se mueve por internet. Por eso, resulta tan cercano y, sobre todo, en España.

Tiene parangón con El Código da Vinci en cuanto a venta e impacto. No había conocido una venta tan compulsiva entre el público no lector.

Concha López, Librería Estudio en Escarlata

La trama de los dos libros, es muy interesante y difícil de dejar una vez que empiezas a leer. Pero lo que me parece que hace a Millennium una lectura fuera de lo corriente, son sus personajes protagonistas.

Él es entrañable, y ella un verdadero crack por la que muchas mujeres sentimos una profunda admiración, por como reacciona ante las faenas que le ha hecho la vida y algunas de las personas con las que se ha cruzado en ella.

Paco Camarasa, Librería Negra y Criminal

Como librero, libros cómo este son una bendición. No importa qué es lo que le guste a tu cliente. Si novela realista o intimista. Si psicólogica o de acción, si de fuerte descripción de personajes, que si le gustan los libros que le permitan conocer situaciones nuevas. Si novelas más literarias o de entretenimiento. Si novela negra o novela enigma. Si la novela negra europea o la americana….

Sólo debes saber que le gusta leer. Lo recomiendas. El o ella lo leen y dentro de un tiempo te presentarán a un amigo o amiga diciendo: “Es el librero que me descubrió a ¿cómo se llama el sueco nuevo ese…. ?”

¿Se puede vivir sin leer Los hombres que no amaban a las mujeres ? Sí, claro que sí. Pero se vive peor.

Adela Calvo, Librerías Topbooks

Partimos de la base que la novela negra de los paises nórdicos ya estaba de moda con autores como Mankell y recientemente con la exitosa Camila Läckberg, pero esto no es suficiente para haber hecho de la trilogia Millennium un verdadero fenómeno editorial.

Una de las primeras claves sería una increible agilidad narrativa que no da lugar al respiro, unos personajes psicológicamente extremos sobre todo la protagonista femenina Lisbeth Salander una mujer incontrolable, una especie de heroina del feminismo, la cual es imposible que te deje indiferente. Todo esto unido a una trama que se introduce en los asuntos mas escabrosos de la sociedad (fraude financiero, corrupción , explotación de inmigrantes) hace que los libros se hayan convertido en el fenómeno que conocemos, sobre todo debido al “boca a boca”.

Óscar Urra, autor de A timba abierta

Lo que justifica la lectura de Los hombres que no amaban a las mujeres es la trama, clásica y con lugares comunes (millonario de familia excéntrica y sospechosa que contrata a un periodista-detective honrado para resolver un misterio; denuncia de aspectos sociales y políticos al hilo de la investigación) actualizados con la presencia de la economía globalizada y de las últimas tecnologías.

El lector debe ir atando cabos, y en ese sentido la historia está muy bien montada y narrada, con un estilo muy cercano al periodismo, que da agilidad y precisión a lo que se cuenta. Lo que no hallará el lector en esta obra son sorpresas literarias, lingüísticas o estilísticas y, tampoco, personajes que tengan calado, profundidad, que perduren tras la lectura, a pesar del innegable acierto de la original Salander.

Larsson abunda en datos dejando muy poco o nada a la imaginación del lector, que está en todo momento informado de qué les ha ocurrido, dónde, y cómo se ha sentido cada personaje, lo cual es una opción muy legítima que, unida a “el misterio” en sí, es decir, la desaparición de una joven tiempo atrás de los hechos que se narran, explicarían el éxito de la novela (también, creo yo, el llamativo membrete “novela negra sueca”, y, por qué no, el título y el diseño de la portada, dicho sea con sincero reconocimiento).