Feijóo recuerda a los sindicatos que los opositores eligieron lengua "durante 25 años" y que "no hubo una crítica"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguró hoy que la reforma de la Ley de Función Pública que permite a los opositores elegir el idioma para los exámenes habilita un sistema "exactamente igual" al que funcionó en Galicia "durante 25 años" de autonomía "con acuerdo sindical". "En 25 años no hubo una crítica", recordó a las centrales sindicales CIG, CC.OO. y UGT, que se oponen a la modificación legislativa.

Tras reunirse con el alcalde de Santiago, el socialista Xosé Sánchez Bugallo, el jefe del Ejecutivo autonómico incidió en la "sorpresa" que le causan las críticas de los sindicatos --excepto de CSI-CSIF, que apoya la reforma de la Ley de Función Pública-- después de 25 años en los que el sistema fue "exactamente el mismo", sin despertar protestas "de ningún tipo".

De hecho, Núñez Feijóo recordó que el 95% de los empleados públicos que desempeñan su actividad en la Administración autonómica accedieron a su cargo acreditando "en primer lugar" sus conocimientos técnicos y después su dominio del gallego, cómo también deberán hacer ahora los opositores.

En todo caso, el máximo mandatario autonómico insistió en que la modificación que autorizó ayer el Consello de la Xunta no supone "ninguna minusvaloración" para el gallego ya que las personas que concurran a los procesos selectivos podrán realizar "todos los exámenes" en este idioma "si así lo desean" o hacerlos en castellano y, al final, acreditar su conocimiento del gallego.

En este contexto, Núñez Feijóo manifestó su convicción de que esta reforma de la Ley de Función Pública está "tan basada en los derechos civiles" que será aplaudida por los opositores, una vez que comprueben que pueden elegir idioma para realizar los exámenes, así como "por la mayoría de los gallegos".