Font de Mora anuncia que los alumnos de origen rumano podrán recibir clases de lengua y cultura de su país

CASTELLÓN, 5 (EUROPA PRESS)

El conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, anunció hoy en Borriol (Castellón) que los alumnos de origen rumano que cursan sus estudios en centros de la Comunitat Valenciana podrán recibir clases de lengua y cultura de su país en horario extraescolar, según informaron en un comunicado fuentes del Consell.

Font de Mora realizó estas declaraciones durante la inauguración hoy de la segunda fase de las actuaciones de reposición y ampliación del CP L'Hereu de Borriol, ejecutadas por su departamento dentro del plan CreaEscola.

El conseller señaló que una de las cuestiones que más preocupa a la Generalitat es que los grupos de población inmigrante más numerosos, como es el caso de los rumanos, "no pierdan el contacto con su idioma y cultura de origen para que, si tienen que regresar a su país, puedan estar preparados para integrarse con facilidad".

En concreto, Font de Mora informó que la Comunitat Valenciana cuenta con una importante población rumana, con más de 128.000 personas, lo que representa el 15 por ciento de toda la población inmigrante. "De éstos, -subrayó- unos 52.000 están en Castellón, es decir el 49 por ciento de toda la población inmigrante de esta provincia", y dijo que "más de 13.000 son alumnos rumanos escolarizados en centros de la Comunitat, de los una buena parte están en Castellón".

En este sentido, con el fin de atender a estos estudiantes, la Generalitat está trabajando para que el próximo curso puedan recibir clases de lengua y cultura rumana en horario extraescolar "con el fin de que no pierdan contacto con sus raíces, mantengan un vínculo sentimental, cultural y lingüístico con su origen y que, cuando las condiciones socioeconómicas de su país de origen sean las adecuadas, puedan regresar", indicó el conseller.

IMPLICACIÓN FAMILIAR

En su intervención, Font de Mora también se refirió a la necesidad de que se produzca en el seno de la comunidad escolar "una buena cooperación entre el claustro de profesores y las familias, puesto que éstas son el núcleo fundamental para educar y la escuela tiene que colaborar en esta misión".

"Una de las preocupaciones de la Administración -afirmó- es intentar trasladar a la sociedad la importancia que tiene en un momento como el actual abrir caminos y buscar soluciones con la colaboración de todos".

"Para ello, -destacó- es fundamental la implicación de los padres y madres en la educación y su participación, tanto en las candidaturas como en la elección de sus representantes dentro del Consejo Escolar de los centros".

Font de Mora manifestó su preocupación por los bajos niveles de participación de los padres en estos procesos electorales, con tasas de tan sólo el 18 por ciento de participación frente a la de otros colectivos, como el de los docentes, que está entorno al 80-85 por ciento.

En este sentido, para el conseller "los padres deben sensibilizarse e implicarse en la escuela para que ésta sea un microcosmos donde se vea reflejada a toda la sociedad y no sólo a una parte de ella, pues de la apuesta por la educación depende que la salida de la crisis sea más rápida y en mejores condiciones".

Respecto a las actuaciones inauguradas esta mañana por el conseller, se trata de la segunda fase de las obras de reposición y ampliación del CP L'Hereu de Borriol, cuya construcción y dotación ha supuesto una inversión de 3,2 millones de euros.

La actuación, incluida dentro del Plan de infraestructuras docentes CreaEscola, ha supuesto la construcción de un nuevo edificio que alberga un aulario para 12 unidades de Educación Primaria, un nuevo comedor escolar y vivienda para el conserje.

Esta obra se suma a la primera fase de las obras en este centro, que supuso una inversión de 1,1 millones de euros para la reparación del edificio destinado a Educación Infantil, y que fue inaugurado en enero de 2008 por el presidente de la Generalitat, Francisco Camps.

De esta forma, la ejecución de ambas fases ha supuesto la inversión de 4,3 millones de euros, y ha permitido la ampliación de la oferta docente de este centro, pasando de cinco unidades de infantil y 9 de primaria a 6 de infantil y 12 de primaria, lo que ha posibilitado incrementar el número de plazas de 350 a 450 (100 en Infantil y 300 en Primaria).

De las 99 actuaciones previstas en el plan CreaEscola, con una inversión estimada para la provincia de 319 millones de euros, ya están concluidas o en alguna fase de ejecución las obras en 65 centros de las 99 planificadas, es decir, el 65,65 por ciento del total, según las mismas fuentes..

Por otra parte, desde septiembre del año 2003 se han puesto en funcionamiento en esta provincia un total de 58 centros (incluyendo actuaciones del Plan de infraestructuras 1996-2003 y el CreaEscola), con una inversión superior a los 224 millones de euros.

De este modo, en los últimos cinco años, en la provincia de Castellón 20.400 alumnos estudian en aulas nuevas, bien por construcción o adecuación, es decir, casi un 30 por ciento del total de alumnos matriculados en el sistema público de la provincia de Castellón.