Gobierno vasco "garantizará" la oferta de enseñanza en euskera y castellano pero aspira a implantar un modelo trilingüe

VITORIA, 26 (EUROPA PRESS)

La portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendía, afirmó hoy que el Ejecutivo mantendrá el actual sistema de modelos lingüísticos y "garantizará" la posibilidad de los padres de optar por cualquiera de los tres modelos --en euskera, en castellano o bilingüe-- para la educación de sus hijos, aunque reconoció que la aspiración del gabinete de Patxi López es implantar un sistema trilingüe que introduzca el inglés como tercera lengua en el sistema educativo vasco.

Mendia, que compareció ante los medios de comunicación al término del Consejo de Gobierno semanal, se refirió así a la petición del PP al Ejecutivo casco para que garantice que los padres que así lo deseen puedan matricular a sus hijos en el modelo A --enseñanza en castellano con el euskera como asignatura--.

La portavoz del Gobierno autonómico anunció que el sistema de modelos actual se va a mantener y que se va a proceder a la derogación de aquellas partes de los decretos aprobados por el anterior Ejecutivo que establecen el euskera como lengua principal en la escuela.

De todas formas, explicó que el Gobierno defiende el bilingüismo, por lo que es partidario de métodos "que garanticen que nuestros escolares, cuando terminen la enseñanza obligatoria, tengan aptitudes en ambos idiomas oficiales". Tras subrayar que el gabinete de Patxi López "garantizará" el derecho de los padres a optar por cualquiera de los tres modelos actuales para la educación de sus hijos, explicó que el Ejecutivo aspira a implantar un sistema trilingüe, en el que el inglés sea la tercera lengua del sistema educativo de la comunidad autónoma.

Respecto a la posibilidad de modificar el sistema de modelos actual, destacó que una ley que regula una materia "tan sensible" debe aprobarse con un "amplio consenso". "Nos gustaría cambiar la ley y avanzar, pero tiene que ser con un consenso amplio en el Parlamento", añadió.

Mendia también se refirió a un decreto aprobado por el anterior Ejecutivo que desarrolla el Estatuto de las personas consumidoras y usuarias, el cual establece la obligatoriedad de que las empresas y comercios abiertos al público atiendan y rotulen sus productos y servicios en euskera y castellano. El decreto establece sanciones y define las características de las empresas afectadas.

La portavoz del Gobierno vasco indicó que este asunto aún no ha sido abordado, aunque recordó que al final de la pasada legislatura el PSE-EE y el PP alcanzaron un acuerdo para solicitar en el Parlamento vasco la derogación de estas obligaciones y sanciones, a pesar de que sus peticiones no salieron adelante.