La Fundación Santa María de Albarracín imparte el IV curso aplicado sobre Paisajes Culturales

ALBARRACÍN (TERUEL), 15 (EUROPA PRESS)

La Fundación Santa María de Albarracín imparte, hasta el próximo viernes 17 de abril, el IV curso aplicado sobre Paisajes Urbanos, este año bajo el título 'Los bordes del núcleo urbano'. El curso estará dirigido por Antonio Almagro y tendrá un carácter eminentemente práctico.

El curso servirá para analizar posibles proyectos de recuperación de dos entornos emblemáticos del la ciudad de Albarracín: el de la Torre Blanca y el de la Iglesia de San Pedro. Servirá para estudiar la problemática que presentan las zonas de contacto entre un espacio urbano y el entorno natural.

"Se trata de áreas especialmente delicadas a causa de la tendencia natural a producirse en ellas una degradación ambiental por quedar fuera de los circuitos normales de tránsito, lo que suele conllevar una falta de atención", indicaron desde la Fundación.

Al mismo tiempo y por esta misma causa se ven afectadas por acciones marginales propias de los núcleos urbanos, produciéndose con frecuencia acciones incontroladas como vertidos de escombros y basuras, construcciones insuficientemente controladas, así como escasa o inadecuada implantación de las instalaciones urbanas como alumbrado, ajardinamiento.

Desde la Fundación recordaron que el entorno de la Torre Blanca es un área delimitada por el cañón del río y el espacio natural que se extiende al otro lado del mismo, y por el cementerio y el espacio abierto que conecta el campo de San Juan con los accesos al cementerio y la torre. Son espacios abiertos, escasos de vegetación, con un entorno paisajístico privilegiado que, sin embargo, no proporciona un marco acorde con el valor arquitectónico del monumento militar".

La otra zona de actuación, el entorno de la Iglesia de Santiago, se ubica en un área de edificación más consolidada dentro del casco histórico. Por su frente principal está encuadrada en un espacio de carácter eminentemente urbano mientras su zona posterior, que en sus tiempos fue cementerio, constituye un espacio de carácter más natural aunque por situarse intramuros aún deba considerarse urbano, pero que hoy presenta un aspecto escasamente cuidado.

El curso está dirigido a arquitectos, paisajistas, urbanistas, historiadores, ingenieros agrónomos, de montes, técnicos agrarios, forestales y ambientales, así como a todas aquellas figuras profesionales cuya actividad esté vinculada al tema abordado en el curso.