La USC elabora un vocabulario médico gallego con equivalentes en cuatro idiomas

  • Santiago de Compostela, 21 abr (EFE).- Facilitar la tarea de hablar y escribir sobre Medicina en gallego a quien enseña o se forma en esta titulación o similares, es el principal cometido del Vocabulario de Medicina que el Servizo de Normalización Lingüística elaborado por la USC con la colaboración de la Consellería de Sanidad.

Santiago de Compostela, 21 abr (EFE).- Facilitar la tarea de hablar y escribir sobre Medicina en gallego a quien enseña o se forma en esta titulación o similares, es el principal cometido del Vocabulario de Medicina que el Servizo de Normalización Lingüística elaborado por la USC con la colaboración de la Consellería de Sanidad.

El vocabulario contiene 5.393 entradas en gallego con sus correspondientes equivalencias en español, inglés, portugués y, de haberlas, en latín, pertenecientes a 13 materias médicas. Se incluye además, para facilitar el trabajo de búsqueda, cuatro índices de denominaciones en los restantes idiomas.

En el Aula Castelao de la Facultad de Medicina, en la que precisamente justo cien años antes se graduó como médico Alfonso Daniel Rodríguez Castelao, la secretaria general de la USC, Isabel García-Rodeja; el decano José María Fraga; el responsable del SNL, Manuel Núñez Singala, y el coordinador de la obra, Xusto Rodíguez, presentaron hoy el volumen citado.

Con una tirada inicial de 6.000 ejemplares, que comenzaron a distribuirse hoy de manera gratuita por los centros docentes y profesionales del ámbito de la salud, el volumen pretende, como apuntó Xusto Rodríguez, "facilitar la integración lingüística del alumnado de fuera de Galicia que viene aquí a estudiar".

Se trata también, dijo, de "poner en circulación terminología viva que aún no estaba bien integrada en el léxico habitual manejado por los profesionales de la Medicina", añadió.

Junto con Xusto Rodríguez, son autoras de la obra María Casas, Sonia Miguélez, Carolina Pena, Iria Pereira, Adriana Rubín, Sabela Sánchez, Xoana Vázquez e Isabel Vidal. Además, se contó con la ayuda puntual de asesores, todos ellos docentes de la Universidad de Santiago.