Las faltas de ortografía de legisladora indígena se debaten en Congreso peruano

  • Lima, 23 abr (EFE).- Un texto escrito en español por una congresista quechuahablante plagado de faltas de ortografía degeneró hoy en un acalorado debate en el Congreso de este país multiétnico y derivó en una condena por racismo contra un diario.

Lima, 23 abr (EFE).- Un texto escrito en español por una congresista quechuahablante plagado de faltas de ortografía degeneró hoy en un acalorado debate en el Congreso de este país multiétnico y derivó en una condena por racismo contra un diario.

Salieron a relucir asuntos como la discriminación contra las minorías lingüísticas, la formación académica de los legisladores, los requisitos para ser elegido como congresista y el derecho a la intimidad y a la libertad de prensa.

Todo empezó cuando el diario Correo publicó una foto de la legisladora Hilaria Supa, representante de la región andina de Cuzco y ligada a sectores campesinos, mientras escribía el pasado viernes su intervención en el Congreso.

El texto que estaba redactando Supa, que suele asistir al Congreso con la vestimenta tradicional andina, contenía casi tantos errores como palabras.

En su columna, el director de este diario, Aldo Mariátegui, criticó que una persona con "un nivel cultural tan bajo" acceda al Congreso, por considerar que un representante "que escribe peor que un niño de ocho años" afronta serias limitaciones a la hora de elaborar leyes o abordar casos de fiscalización complejos.

Una copia del diario llegó hasta el pleno del Congreso, que se vio obligado a postergar los asuntos de la agenda del día para dedicarse a este asunto y finalmente votar, con 72 votos a favor, dos en contra y una abstención, a favor de una condena contra la publicación.

Supa, quien en el pasado fue empleada doméstica, manifestó durante el debate en el Congreso que considera la publicación ofensiva contra los quechuahablantes, aunque su colega, la lingüista Martha Hildebrandt, le respondió que a ella no se le critica por su origen, sino por "ignorante del idioma castellano".

Hildebrandt justificó el ataque del diario porque "el pecado no está en ser quechuahablante, el pecado está en escribir mal el castellano".

La legisladora fujimorista además recordó que el quechua no es un idioma mayoritario en el Parlamento e ironizó: "Es constitucional ser analfabeto y congresista".

La Constitución de Perú señala que el español junto al quechua, aimara y otras lenguas aborígenes son lenguas oficiales, pero también asegura el derecho de las personas a la educación.

Sin embargo, el país -según datos oficiales de 2007- tiene un diez por ciento de analfabetos en la población mayor de 15 años y la enseñanza es deficiente, sobre todo en sectores rurales.

Por su parte, el legislador oficialista Aurelio Pastor interpretó que la publicación expresa una preocupación sobre "la calidad de la representación en el Perú", mientras que el representante conservador Guido Lombardi acotó que el problema radica en que se ha violado el derecho a la intimidad de la legisladora.

"Nadie está objetando la libertad de opinión, lo grave no es la columna, lo grave es la carátula del diario (donde aparece la fotografía)", señaló Lombardi al acotar que esto "es una violación a la intimidad" de la legisladora que podría "estar revisando un documento de carácter reservado del Congreso".

Tras el debate, el Congreso expresó "su más enérgico rechazo y condena, en todos sus términos, respecto del contenido de la agraviante información publicada hoy en el diario Correo (...) en la que se trasluce una actitud discriminatoria en perjuicio de la condición de quechuahablante", según un comunicado de este órgano.

El Congreso anunció que adoptará medidas, incluso legales, contra este supuesto acto discriminatorio.

Por último, y tras reiterar su respeto a la libertad de prensa y expresión, instó a los periodistas a actuar con "responsabilidad y respeto hacia los derechos fundamentales de las personas, consagrados en la Constitución".