No hagamos el paripé: todos hablamos como los gitanos

  • Esta menda (yo) te va a demostrar que hay muchas palabras que todos los españoles utilizamos sin saber en muchas ocasiones que su origen es el caló, el lenguaje de los gitanos.

No hagamos el paripé: todos hablamos caló.

No hagamos el paripé: todos hablamos caló. Getty

La Real Academia de la Lengua Española ya refleja desde hace años varias palabras en su diccionario que sin ningún tipo de duda proceden del pueblo calé (caló= negro; español= gitano). Y el profesor Miguel Ropero Núñez de la Universidad de Sevilla también ha elaborado una recopilación de algunos términos más en su estudio sobre "Los préstamos del caló en el DRAE". Curiosamente, hoy en día la mayoría de esas palabras pertenecen al vocabulario coloquial, el más familiar. Ya desde que eras un churumbel jugaste con tus pinreles a darle a la pelota y seguro que te lo pasabas chachi con tus amigos. Cuando te hiciste un poco mayor, probablemente intentaste camelarte a ese chico o chica de clase que tanto te molaba y centrad@ en eso quizá dejaste de estudiar todo lo que habría hecho falta y cateastealguna asignatura. Y es que en España deben de ser muy pocos los que puedan dudar de que los gitanos, entre los que contamos con figuras tan destacadas como toda la saga de la familia Flores o el bailarín Joaquín Cortés, son uno más de nosotros. Ya vivían en la península antes de que existiera incluso España como tal, pertenecen a la España más cañí (= de raza gitana). Pero un polémico programa de la cadena Cuatro llamado 'Palabra de Gitano' ha provocado el enfado de los organismos que representan a esta comunidad. La situación se ha puesto tan chunga que las críticas siguen lloviendo un mes después del primer toque de atención de la Fundación del Secretariado Gitano. A Cuatro no parece haberle entrado el canguelo de que su último campanazo vaya en su contra y mantiene que la emisión del programa se hace desde el máximo respeto a los gitanos. El pasado domingo la boda gitana que se mostró fue una calificada como "la boda del año" por uno de los asistentes y hubo invitados tan famosos como Farruquito o Norma Duval y su novio, el empresario Matthias Kühn.

En otoño de 2010 se lió más parda en Francia, donde el Gobierno de Nicolas Sarkozy acusó a los gitanos búlgaros y rumanos inmigrados a ese país de chorizar y no currarpor igual. Algunos analistas acusaron entonces al Gobierno de Sarkozy de haber cocinado la expulsión a fuego lento haciendo el paripé (caló: cambio, trueque) de que se trataba de medidas puntuales y justificadas, pero el desmantelamiento de varios poblados gitanos hizo saltar todas las alarmas hasta en Bruselas.