PSOE esgrime la doctrina del TC para rechazar hoy en el Congreso la propuesta del PP sobre la enseñanza del castellano

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El PSOE anunció ayer que rechazará hoy en el Pleno del Congreso de los Diputados tomar en consideración una proposición de ley del PP para reformar la Ley Orgánica de Educación con el objetivo de garantizar la enseñanza "del castellano y en castellano" en todas las etapas educativas, alegando la doctrina del Tribunal Constitucional. Los votos de los socialistas, sumados a los del PNV y CiU, son suficientes para rechazar la iniciativa de los 'populares'.

En declaraciones a Europa Press, la diputada del PSOE, Cándida Martínez, que hoy defenderá la postura de su grupo, destacó que el Alto Tribunal ampara el plurilingüismo y la posibilidad de optar por la lengua propia como lengua vehicular en la educación.

Además, dijo que "la enseñanza de la lengua castellana está asegurada en todo el territorio español y en todas las etapas educativas, en Primaria, en Secundaria y en Bachillerato" y agregó que el PSOE es "respetuoso con las competencias de las comunidades autónomas, que son quienes deben de ordenar todo lo relativo al ámbito lingüístico".

Asimismo, afirmó que la LOE se aprobó en su día con "un altísimo consenso" y, por tanto, "así deben mantenerse". Por todo ello y teniendo en cuenta que el Parlamento rechazó recientemente una iniciativa similar de Unión Progreso y Democracia, formación liderada por Rosa Díez, para Martínez "es incomprensible" que el PP haya presentado esta propuesta.

PP: "NO VA EN CONTRA DE NADIE"

La portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, explicó que esta iniciativa "no va contra nada ni nadie, sino a favor de la libertad de elección de la lengua en que uno recibe su formación". A su juicio, la "mejor manera" de respetar todas las lenguas cooficiales es garantizando esa libertad de elección y evitando que los poderes públicos "pongan trabas" en este sentido.

Preguntada sobre si su partido aboga por un modelo segregacionista en la que en unas aulas se estudie en castellano y en otras en la lengua cooficial correspondiente, la dirigente 'popular' recalcó que lo que propugnan es un sistema "equilibrado que culmine con el aprendizaje de ambas lenguas" y que tenga muy presente la necesidad de evitar el fracaso escolar.

Por eso, insistió en la necesidad de que se tenga en cuenta, por ejemplo, lo que ocurre con los alumnos que tienen que escolarizarse temporalmente en una autonomía en la que se enseña en una lengua que desconocen.

BILINGÜISMO EQUILIBRADO Y CORDIAL

La intención del PP es que se cambie la ley vigente para que los padres puedan elegir "la lengua en la que se educa a sus hijos" en las comunidades bilingües. Según detalló la dirigente 'popular', en este texto su formación aboga por un "bilingüismo equilibrado, armónico y cordial" y por el respeto a la decisión de los progenitores.

En la iniciativa, que registró el pasado mes de enero y que someterá a debate el martes, el PP recuerda que la Ley Orgánica de Educación establece que al finalizar la educación secundaria obligatoria los alumnos deberán haber alcanzado la capacidad de "comprender y expresarse con corrección, oralmente y por escrito" en castellano, pero sin especificar cómo se debe asegurar el logro de ese objetivo.

Al no existir una normativa estatal, argumenta el PP, la regulación del uso del castellano en el ámbito educativo se ha dejado en manos de las comunidades autónomas con dos lenguas oficiales, dando así lugar a una "enorme disparidad legislativa y un tratamiento desigual del uso del castellano en las diferentes etapas y las distintas áreas y materias educativas".

Los 'populares' esgrimen la propia Constitución y una sentencia del Tribunal Constitucional para defender la aprobación de una norma estatal sobre este asunto y plantea, en concreto, agregar tres nuevos artículos a la LOE.

El primer objetivo que se marca el PP es que se garantice la enseñanza en castellano "en todas las etapas educativas", que las comunidades "haga efectivo ese derecho" y que este asunto "no sea fuente de discriminación en el ejercicio del derecho a la educación".

Así, apuestan por que en las autonomías bilingües se regule el derecho de elección de la enseñanza en lengua materna hasta los ocho años, que el castellano sea ofrecido, como lengua vehicular, en todas las etapas educativas "en igualdad de condiciones a la lengua cooficial" y que los padres que así lo quieran puedan optar por que sus hijos reciban toda su educación en castellano.