Rosa Díez insta al Gobierno a evitar la imposición del catalán a los escolares durante el recreo

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

La diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Rosa Díez, vuelve a llevar al Congreso su ofensiva en favor de la libertad de la elección de la lengua en las comunidades autónomas bilingües. En esta ocasión, insta al Gobierno a evitar la imposición del catalán en los escolares durante el recreo.

Díez ha registrado una pregunta en el Comisión de Educación de la Cámara Baja en este sentido con la que pretende poner de nuevo encima de la mesa la problemática de la discriminación lingüística en España.

De hecho, la primera proposición de ley que defendió ante el Pleno del Congreso versó sobre esta cuestión, al igual que su primera pregunta plenaria al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando abordó el conflicto que plantean las lenguas cooficiales en la libre movilidad de los trabajadores en el mercado interior español.

Ahora, Rosa Díez quiere que desde el Ejecutivo se precise cuáles son las medidas que va a adoptar para evitar "la imposición" de la lengua catalana en las horas de recreo de los escolares.

La pregunta de la líder de UPyD tiene su origen en el artículo 10.4 del decreto 142/2007 de la Generalitat de Cataluña, un texto que se creó para desarrollar el decreto de enseñanzas mínimas del Ministerio de Educación y en el que se argumenta que "el recreo se considera una actividad educativa integrada en el horario lectivo del alumnado y, por lo tanto, se tienen que respetar también los principios del proyecto educativo".

EL PSOE, CENTRADO EN LOS JUEGOS DEL RECREO

Los socialistas no han planteado ninguna iniciativa en el Congreso sobre la exigencia de los idiomas cooficiales en el recreo pero sí han registrado una proposición no de ley para que se trate de regular los juegos que practican.

En concreto, y en aras de evitar "estereotipos que mantienen los roles machistas", el PSOE ha pedido que se redacte un catálogo de juegos en las horas de recreo los patios de los colegios para que, por ejemplo, se promueva que las niñas jueguen al fútbol y los niños a la comba.