Santiago demanda el "impulso social" del gallego y reitera su compromiso con la normalización

La concejala de Cultura reivindica la adopción de medidas como las que recoge el Plan xeral de normalización da lingua galega, de 2004

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Santiago presentó hoy el texto que elaboró 25 años después de la 'Declaración de los alcaldes gallegos reunidos en Compostela', en el que demanda el "impulso social" del gallego y reitera su compromiso con la normalización.

Así, la concejala de Normalización Lingüística, Guadalupe Rodríguez, destacó "las medidas diversas" desarrolladas por aquellos regidores, tales como la valoración del conocimiento del idioma para el acceso a la función pública o la programación de cursos de gallego.

Además, se refirió al uso del gallego en toda la documentación lingüística y a la promoción social de su utilización mediante campañas "en todos los ámbitos", subrayó. "Veinticinco años después, Santiago quiere fortalecer su compromiso", declaró.

Por su parte, la concejala de Cultura y teniente de alcalde, Socorro García, se comprometió a desempeñar una función dinamizadora, en un momento "en que el uso del idioma disminuyó en el consistorio", lamentó.

IMPULSO DE LA ADMINISTRACIÓN

"Las administraciones deben implementar políticas lingüísticas activas, dinámicas e integradores", aseguró la edil, tras lo que señaló que el objetivo es que "entidades, sectores y colectivos sociales" sean partícipes del proceso normalizador.

Por ello, García reivindicó la adopción de medidas como las que recoge el Plan xeral de normalización da lingua galega, que aprobó el Parlamento de Galicia en 2004, por unanimidad.

En esta dirección, anunció que el Gobierno municipal tratará de fijar normas generales y "uniformes" para la evaluación apropiada de los conocimientos del gallego en los procesos de acceso a la función pública.

En concreto, indicó el establecimiento del gallego "como lengua inicial por defecto tanto oral como escrita", en todos los departamentos y órganos del Ayuntamiento. El empleo del gallego en acciones subvencionadas también será un aspecto a valorar en las convocatorias de ayudas públicas.

Por último, la exigencia del uso de los topónimos gallegos oficiales y la realización de campañas de normalización lingüística en diversas áreas son otros de los compromisos.