Sindicatos consideran un "grave incumplimiento" la posibilidad de que la Xunta estudie separar al alumnado por su idioma

Congapa lo considera "una de las opciones" y las ANPAs públicas recuerdan que "nunca hubo problema" para estudiar ambas lenguas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos CC.OO.-Ensino, CIG-Ensino y Sindicato de Traballadores do Ensino de Galicia (STEG), consideraron "graves" las declaraciones del conselleiro de Educación, Jesús Vázquez Abad, en las que no descartaba la posibilidad de separar a los alumnos en función de la lengua que emplean.

Precisamente, en declaraciones a Europa Press, la secretaria xeral de CC.OO Ensino, Machús Fernández, se posicionó "absolutamente en contra de que se haga", ya que sería "un incumplimiento claro de lo que se marca como objetivo en la legislación de normalización lingüística".

Asimismo, consideró que esa medida causaría "muchos problemas" para que el alumnado tenga competencias en las dos lenguas --gallego y castellano--; para la organización de los centros; además de ser inviable dada la situación económica.

"La situación sociolingüística estaba funcionando con cierta normalidad, pero no entendemos que se utilizase el gallego como arma arrojadiza", lamentó.

Por su parte, el secretario nacional de la CIG-Ensino, Anxo Louzao, consideró "sumamente graves, provocativa y que no tienen ningún tipo de justificación" las declaraciones de los titulares de Educación y Política Lingüística, y "sin tener en consideración la manifestación" en la que más de 20.000 personas reclamaron que la Xunta de marcha atrás en la derogación del decreto que regula el uso del gallego en la enseñanza.

"Sólo desde la óptica contraria a la normalización del gallego se puede entender que se estén promoviendo propuestas segregacionistas que son totalmente ilegales, contrarias a toda normativa", denunció Louzao.

Así, advirtió a la Xunta que "de querer optar por esa linea" se tendrían que "modificar el marco legal" ya que el actual "lo prohíbe explícitamente", aunque lamentó que "lo que si es grave" es que el titular de Educación "no sea mínimamente sensible o receptivo", por lo que consideró que su intención es "que el idioma gallego no se conozca, que se pierdan hablantes" y "perseguir el exterminio" del idioma. "En ese sentido sería el enterrador del idioma", lamentó y recordó que se perdieron un 40 por ciento de hablantes "en relación a la generación" de sus abuelos.

Por otro lado, el STEG recordó que la escuela "es el instrumento imprescindible" para que toda la población "tenga la competencia necesaria en gallego" y que la medida de la segregación del alumnado "imposibilitaría la realización del derecho estatutario" para expresarse en gallego.

"Es económicamente inviable, legislativamente imposible, políticamente inadmisible y pedagógicamente aberrante", sentenciaron.

ASOCIACIONES DE PADRES

Por otro lado, el presidente de la Confederación Gallega de APAs (Congapa), Jose Ramón Hermida, valoró la segregación del alumnado por su idioma como "una de las varias opciones" a tomar "con tal de no estar soportando la imposición" del idioma "por parte del el equipo de gobierno del bipartito" --PSdeG y BNG--.

Además, sobre la posibilidad de modificar la ley para conseguir dicha segregación, Hermida recordó que la Xunta tiene perfecta potestad para modificarla". "No estamos en contra del gallego, pero entendemos que cuando se acaba la enseñanza obligatoria se debe --el estudiante-- saber las dos lenguas, estamos de acuerdo que se pregunte a los padres", explicó.

Por su parte, el presidente de la Confederación Galega de APAs de Centros Públicos (Confapa), Virgilio Gantes, se mostró indignado "por esta polémica" ya que el alumnado "nunca tuvo problema para estudiar gallego y castellano" y "ni cuando Fraga era presidente".

"La cultura es un bien enriquecedor, no se porque hay que hacer unas encuestas o unas evaluaciones, cuando se pueden estudiar los dos", indicó. "Son cooficiales --gallego y castellano-- y tenemos que dejar que nuestros hijos las estudien, muchos idiomas más, y no les pasa absolutamente nada".

Finalmente, la Coordinadora de Equipos de Normalización Lingüística se mostró "completamente en contra de esta medida", ya que en el escenario educativo "se busca una enseñanza integradora" en todos los ámbitos, por lo que la segregación "no es de sentido común".