Zapatero niega que el castellano esté prohibido o las lenguas menores marginadas y ve la realidad en un "punto medio"

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy en el Senado que la "realidad" lingüística española es un "punto de equilibrio, un punto medio" entre quienes piensan que el castellano "está prohibido en una parte del territorio nacional" y los que ven "marginadas" las lenguas cooficiales, y añadió que ese término medio es el que persigue el Ejecutivo: "defensa de las lenguas cooficiales, pero también lógicamente defensa, apoyo y protección del castellano".

Así respondió Zapatero al portavoz del PNV en el Senado, Joseba Zubía, quien le interpeló por el apoyo del Gobierno a las lenguas minoritarias durante la sesión de control de hoy en la Cámara. Zubía acusó al presidente de no haber cumplido con sus intenciones de inicio de mandato en 2004 tampoco en este capítulo de las lenguas y de haber demostrado que su discurso de entonces "estaba vacío de contenido". La situación para el gallego, el euskera o el catalán, sentenció Zubía, no ha mejorado.

El portavoz del PNV repasó una vez más el informe del Comité de Expertos del Consejo de Europa que repasa la situación de estas lenguas en el Estado y lo empleó para pedir mejoras en educación, en los medios de comunicación públicos, en la Justicia o en la Administración General del Estado, incluidas las Delegaciones del Gobierno, y apuntó a este respecto que sólo el 16 por ciento de los funcionarios estatales en el País Vasco habla euskera.

Joseba Zubía reclamó a Rodríguez Zapatero que tome medidas para cumplir "sus compromisos" y que "haga pedagogía a favor del plurilingüismo real" y para explicar que el apoyo a las lenguas cooficiales no supone marginar el castellano, concluyó.

Rodríguez Zapatero, que aseguró comprender las críticas del PNV, defendió el trabajo del Gobierno en lo que le compete y repasó las distintas medidas legislativas y de otro tipo tomadas, que impulsan el uso de estas lenguas en el acceso electrónico de los ciudadanos a la administración estatal, en la educación, en el Registro Civil, en el permiso de circulación, en las campañas institucionales o en determinados ámbitos de la Unión Europea. Para él, el informe del Comité de Expertos citado por Zubía reconoce sin embargo que el modelo español es un "ejemplo de buenas prácticas".

"Es un modelo adecuado", dijo el presidente. "Estamos en una vía razonable para cumplir con el mandato constitucional", concluyó Rodríguez Zapatero. El jefe del Ejecutivo recordó por último que el Consejo de las Lenguas Cooficiales realizará un informe sobre la situación de estos idiomas en la Administración del Estado que será base para "medidas complementarias".