Lenny Kravitz cortará mañana el 'lazo inaugural' de la Caja Mágica

MADRID, 07 (EUROPA PRESS)

Tras su paso por Valencia y Córdoba, el cantante neoyorquino Lenny Kravitz recala mañana en Madrid para estrenar con su directo la 'Caja Mágica', un espectacular recinto de 82.520 metros cuadrados que albergará también el Open de Tenis Máster 1000 de Madrid.

Embarcado en una gira que conmemora los 20 años de la edición de su primer álbum 'Let Love Rule', un disco que sigue manteniendo su "esencia" según explicó el músico en Madrid, Kravitz ofrecerá en directo un repaso grandes éxitos como el 'I'll be waiting', 'Are you gonna go my way' o 'Fly away' y temas de su último disco, 'It's a time for a love Revolution'.

Buenas vibraciones y expectativas para un concierto en el que alternará el rock y el funky, y para una gira por España que cerrará el sábado 9 de mayo en Zaragoza.

La Caja Mágica, que ha supuesto una inversión de 160 millones de euros, comienza esta semana su actividad coincidiendo con la visita de la Comisión de Evaluación del Comité Olímpico Internacional (COI).

TRES PISTAS Y CUBIERTAS BASCULANTES

Compuesta por tres pistas: la Central, con un aforo superior a las 12.000 localidades; la Ópera, con 3.194, y la Circo, con 2.730, este espectacular recinto incluye cubiertas basculantes, que en el caso de la más grande alcanza los 103 metros de largo por 73 de ancho, cuyo movimiento libera la totalidad del área de juego. Además, es el único recinto del mundo donde se puede jugar en el exterior y en el interior un mismo torneo. Realizada completamente en acero, madera y vidrio, la Caja Mágica garantiza el ahorro energético gracias a su cubierta de malla de acero inoxidable tensada con tapas de aluminio natural.

Para mantener la eficiencia energética, las instalaciones cuentan con un sistema de energía renovable. Además, La Caja Mágica incluye un lago que se rellena con agua reciclada, lo mismo que el riego de los 12.000 árboles que se plantarán en la zona.

Por último, estas instalaciones cuentan con una estación meteorológica propia para poder determinar con antelación las condiciones que habrá y, así, poder decidir si mantener las cubiertas abiertas o cerradas, proceso que tarda en completarse 20 minutos.