ANDALUCÍA.-Granada.- Andrés Neuman obtiene el XII Premio Alfaguara de Novela con su obra 'El viajero del siglo'

El autor dice haber escrito "una novela futurista, que transcurre en el pasado", ambientada en Alemania MADRID, 23 (EUROPA PRESS) El escritor argentino afincado en Granada, Andrés Neuman, galardonado hoy con el XII Premio Alfaguara de Novela por su obra 'El viajero del siglo', declaró a través de videoconferencia que ha escrito "una novela futurista, que transcurre en el pasado", ambientada en Alemania. "Mi intención era hacer una novela fragmentaria con aliento clásico", aclaró. El jurado, presidido por Luis Goytisolo y compuesto por Ana Clavel, Carlos Franz, Julio Ortega, Gonzalo Suárez y Juan González, destacó "la ambición literaria y la calidad de una novela que recupera el aliento de la narrativa del siglo XIX, escrita con una visión actual y espléndidamente ambientada en la Alemania postnapoleónica". Asimismo, la calificó de "rica, compleja y muy literaria, con gran voluntad estilística y que constituye una apuesta por la nueva literatura". 'El viajero del siglo' propone volver a mirar el siglo XIX con la perspectiva del XXI y analiza los conflictos actuales: la emigración, el multiculturalismo, las diferencias lingüísticas, la emancipación femenina y la transformación de los roles de género. Buscando una posada para pasar la noche, Hans detiene su coche de caballos en Wandernburgo, una ciudad entre Sajonia y Prusia. Se queda un día más y, al siguiente en la Plaza del Mercado, se fija en un anciano que toca el organillo. Emocionado por la música, se acerca a dejarle una propina y a conversar con él. Pronto entablan amistad y la estancia de Hans se alarga indefinidamente. En una recepción de personalidades y familias importantes, conoce a unos apasionados contertulios y, sobre todo, a Sophie, la hija de uno de ellos. Aunque la joven está comprometida, surge el amor al que amenaza un enmascarado asesino que ronda la ciudad. PARALELISMOS Para Neuman los paralelismos con el momento actual están claros: "Vivimos en una Europa en crisis de identidad que se resuelve en torno a valores conservadores". En su opinión, el vacío dejado por el fracaso de las ideas revolucionarias de la izquierda puede rellenarse "con un conservadurismo feroz". Asimismo, otro paralelismo es la reformulación de los roles de género hombre/mujer "que tiene gran relación con la familia que hubo en Europa a partir de la revolución francesa", explicó. Por otra parte, Neuman considera que sería "equivocado" pensar que la postmodernidad "va a resolver nuestras inquietudes". Para escribir esta novela, el argentino estuvo dos años documentándose con literatura de la época, grabados y películas que recreaban ese momento. Neuman explicó que puso "mucho trabajo" en este libro, "el que más he puesto en mi vida", aseguró. 'El viajero del siglo' no es una novela histórica, "sino más bien una novela futurista que sucede en el pasado". "No es histórica al uso porque no narra un acontecimiento histórico real, aunque está la historia de la Europa de la Restauración", dijo. El autor ambienta esta novela en una ciudad alemana "hipotética, inventada". Neuman hizo en 2004 un viaje en bici por Alemania y para este libro recreó un lugar inventado, al noroeste del país, a unos 100 km de Berlín, en la antigua frontera de Prusia y Sajonia. "Goytisolo la ha clavado en el año: 1827", confirmó Neuman, sobre una historia que se le ocurrió escuchando a Schubert. "UNA METÁFORA DEL PRESENTE" La novela, "una metáfora del presente", surgió primero como una pieza corta pero luego se fueron añadiendo personajes, cerca de 20 ó 30, y pasó a convertirse en algo más largo. "Hans es un viajero misterioso, no se sabe a dónde iba, no se sabe nada de su vida y esconde un secreto que no quiere revelar a nadie". Cuando llega a esta ciudad de paso como otro emigrante, los acontecimientos no le permiten salir de ese lugar. Allí, además del organillero, se encontrará con Sophie, "una chica de provincias". "Es un personaje nómada, inquieto, pero curiosamente no se mueve de su sitio en toda la novela, igual que nos pasa a los emigrados", añadió. La novela está ambientada en la época en la que el feminismo "empieza a arrancar". "La intelectualidad de la época cambia los roles. Me interesaba ese momento", insistió el premiado. DOBLE NACIONALIDAD Respecto a la alusión de un miembro del jurado, en referencia a que en Neuman se da "una mezcla explosiva", por su procedencia argentina y su tierra de acogida, Granada, el autor confirmó que "es una mezcla extraña". Sobre esa "doble nacionalidad o doble extranjería", el escritor y poeta matizó: "Buenos Aires es la capital y ombligo de Argentina y Granada es una ciudad del Sur de España, donde he aprendido muchísimo y he cambiado el ritmo de vida. Es una ciudad pequeña, que me ha proporcionado un aprendizaje vital". "Granada es una ciudad muy de poetas", señaló, advirtiendo de que la ciudad ficticia de su libro "no pretende ser Granada pero tiene mucho de ella". En cuanto a las similitudes de la obra ganadora con su experiencia personal como emigrante, detalló que "hay un compendio autobiográfico de trasfondo vital". Sobre el uso del idioma, Neuman admitió que tiende a utilizar un "castellano híbrido que no contenga demasiados localismos, que no se sepa bien de donde viene".