Argentina lamenta el "gran vacío" que deja la muerte de Benedetti

  • Buenos Aires, 18 may (EFE).- Escritores, funcionarios y artistas de Argentina coincidieron hoy en destacar el "gran vacío" que provoca la muerte del escritor uruguayo Mario Benedetti, ocurrida este domingo en su casa de Montevideo.

Buenos Aires, 18 may (EFE).- Escritores, funcionarios y artistas de Argentina coincidieron hoy en destacar el "gran vacío" que provoca la muerte del escritor uruguayo Mario Benedetti, ocurrida este domingo en su casa de Montevideo.

El secretario argentino de Cultura, José Nun, afirmó que "nunca más cierto que en este caso aquello de que algo se muere en el alma cuando un amigo se va".

"Mario Benedetti era un gran escritor, multifacético y un defensor inclaudicable de los derechos humanos y de las causas nobles. Por eso sentimos un vacío tan grande con su partida, aunque estoy seguro de que quedará para siempre entre nosotros", manifestó el funcionario.

"Benedetti fue un poeta que mantuvo una sonoridad preparada para educar a públicos esperanzados sin que cediera su trabajo sobre las ligaduras estoicas que llevan a meditar sobre la soledad, la muerte y el amor", destacó a su vez el director de la Biblioteca Nacional de Argentina, Horacio González, en una columna publicada por el diario Página/12.

Por su parte, el escritor Vicente Battista recordó a su colega como un hombre "excepcionalmente humilde" y consideró que "con el tiempo van a mantenerse en primer plano sus novelas y sus cuentos, más que su poesía".

Además, reconoció tener una "deuda de honor" con el poeta uruguayo, ya que cuando Battista ganó en 1967 el Premio Casa de las Américas, Benedetti era integrante del jurado.

En declaraciones divulgadas hoy por la prensa local, la novelista Griselda Gambaro calificó a Benedetti como una persona "sumamente cordial y coherente, que tenía una actitud especialmente protectora hacia las mujeres".

"Era un cuentista urbano especialmente importante, que asumió posiciones progresistas y revolucionarias durante toda su vida, y que se mantuvo fiel a sus principios hasta el último momento", indicó a tono el ensayista argentino Mario Goloboff.

El autor argentino Horacio Salas opinó que la obra de Benedetti, con quien compartió "una muy buena relación", cumplió con el anhelo del uruguayo de llegar "a la gente".

"¿Cómo no íbamos a engancharnos con su literatura y con su mirada a favor de los pueblos? Cuando nos sentíamos un poco desorientados, buceábamos en maestros como él, o como Pablo Neruda, Armando Tejada Gómez y Hamlet Lima Quintana. Fueron talentos que, de un modo u otro, se fueron transformando en nuestros amigos", reflexionó el músico Víctor Heredia.

La actriz y candidata a diputada del oficialismo Nacha Guevara también manifestó su dolor por el fallecimiento de Benedetti, con quien dijo que desarrolló "una gran amistad que se mantuvo durante el exilio y que se mantenía aún en la distancia geográfica".

Benedetti, que padecía un delicado estado de salud, fue autor de más de ochenta libros de poesía, novelas, cuentos y ensayos, así como de guiones de cine.

El autor uruguayo residió en Buenos Aires entre 1938 y 1941 y con el golpe militar de 1973 en Uruguay renunció a su cargo universitario y se exilió primero en Argentina, aunque luego viajó a Perú, donde fue detenido, deportado y amnistiado.