Caracas se llena de rosas en el Día del Libro

  • Caracas, 23 abr (EFE).- Venezuela celebró hoy el Día Internacional del Libro como marca la tradición de Sant Jordi en Cataluña (España), con una rosa por cada ejemplar en la caraqueña plaza de Altamira, donde más de 40 editoriales se situarán hasta el domingo.

Caracas se llena de rosas en el Día del Libro

Caracas se llena de rosas en el Día del Libro

Caracas, 23 abr (EFE).- Venezuela celebró hoy el Día Internacional del Libro como marca la tradición de Sant Jordi en Cataluña (España), con una rosa por cada ejemplar en la caraqueña plaza de Altamira, donde más de 40 editoriales se situarán hasta el domingo.

Más de 4.000 rosas fueron repartidas en los distintos puestos de esta feria del libro que organiza, por tercer año consecutivo, la embajada de España en Venezuela, con el objetivo de incitar a la lectura, según dijo el embajador Dámaso De Lario.

"Esperamos que un día, tal vez hoy mismo, la demanda desborde la capacidad de la embajada para regalar rosas y los venezolanos hagan suyo este gesto simbólico de afecto y transmisión de conocimiento", señaló De Lario durante la presentación del acto.

El embajador español consideró que es "alentador" ver la acogida que está teniendo la fiesta "tanto a nivel institucional como popular", al destacar la "inteligencia y sensibilidad" de los venezolanos para incorporar la tradición catalana.

Asimismo, explicó que con este "sencillo gesto" pretenden "disparar las ventas de libros", como ocurre en España.

La Cámara Venezolana del Libro también participó del evento y su presidenta, Yolanda de Fernández, subrayó que el objetivo de esta feria es "impulsar la producción editorial nacional, promover la lectura y respaldar las iniciativas culturales que buscan hacer mejores ciudadanos".

Esta feria "nos unifica y nos fortalece dentro de un mundo de letras con el fin de enaltecer la imagen del sector literario", agregó.

Por su parte, Emilio Graterón, alcalde del rico municipio caraqueño de Chacao, valoró la "toma de los espacios públicos por parte de la cultura", en alusión a la instalación de la feria en la Plaza Altamira, una de las más representativas de la capital.

La cultura en los espacios públicos abona el camino para que se "borren los colores diferenciadores y se ponga el único color de la tinta y el papel que se encuentra en los libros", anotó.

Por otro lado, el presidente de la editorial del diario caraqueño opositor El Nacional, Miguel Henrique Otero, criticó al Gobierno venezolano porque supuestamente excluye a su firma de las ferias oficiales.

En su opinión, esa situación genera que el grueso de la población no acuda a las ferias gubernamentales y que las editoriales estatales acaben "regalando los libros", como ocurrió hoy en varias estaciones del Metro de Caracas.

Además de con la entrega de rosas, Sant Jordi estuvo presente en esta feria del libro con una escenificación infantil de El Quijote, bailes tradicionales catalanes y un concierto de rock.

Asimismo, distintos personajes del mundo de la cultura venezolana realizaron una lectura pública de los poemas del escritor chileno Pablo Neruda.