Cercas cree que el 23-F "el clima era muy favorable" a las tesis de los militares"

  • Granada, 10 may (EFE).- El escritor Javier Cercas cree que, en los meses previos al 23-F, muchos españoles estaban "decepcionados" del funcionamiento de la democracia, y cuando se produjo el intento del golpe de Estado, el clima era "muy favorable, no quizá a un gobierno militar a lo bestia, pero sí a uno de concentración, como quería el general Armada".

Granada, 10 may (EFE).- El escritor Javier Cercas cree que, en los meses previos al 23-F, muchos españoles estaban "decepcionados" del funcionamiento de la democracia, y cuando se produjo el intento del golpe de Estado, el clima era "muy favorable, no quizá a un gobierno militar a lo bestia, pero sí a uno de concentración, como quería el general Armada".

"La sensación que tenía mucha gente en 1981 era la de que aquello no funcionaba de ninguna manera", dijo Cercas, que este sábado habló de su nuevo libro, "Anatomía de un instante" (Mondadori), durante el diálogo que mantuvo con el crítico literario Félix Romeo en la tercera jornada del "Hay Festival Alhambra".

Cercas (Ibahernando, Cáceres, 1962) recordaba que el presidente del Gobierno Leopoldo Calvo Sotelo decía que, si hubiera triunfado el golpe, "quizá no hubiera salido un millón de personas a la calle gritando ¡viva la democracia!, pero sí 700.000 gritando ¡viva Armada". Y algo de razón tenía, señalaba el escritor.

El autor de la famosa novela "Soldados de Salamina" no sabe a qué género pertenece su nuevo libro y reconoce que "es una cosa muy rara". No es ficción, pero está construido "de forma novelesca", y es, sobre todo, "un intento de entender un momento concreto" de la historia reciente de España "con todos los instrumentos" que el escritor ha tenido a su alcance.

Cercas ve este libro "como un puzzle con una figura que ya existe, la Historia, y en el cual las piezas no encajan porque la realidad no tiene sentido", pero, a pesar de ello, hay que buscárselo.

"Cuando lo preparaba, tenía la sensación de estar escribiendo con una mano atada a la espalda", confesaba Javier Cercas, cuyo nuevo libro ha tenido una gran repercusión.

"Anatomía de un instante" (Mondadori) parte de una escena, la de Adolfo Suárez sentado en su escaño mientras los disparos de los golpistas zumban a su alrededor en el hemiciclo del Congreso y la gran mayoría de los diputados busca cobijo bajo sus asientos.

Aquella tarde del 23 de febrero hubo otras dos personas que desoyeron las órdenes de los guardia civiles rebeldes y se mantuvieron en sus escaños: el general Gutiérrez Mellado y Santiago Carrillo.

Los tres tuvieron un papel destacado en la Transición , pero "ninguno de ellos son héroes, sino más bien son traidores, como afirmo en el libro".

"Eran tres traidores, porque traicionaron un error para construir un acierto" y "gracias a su traición estamos ahora en democracia", dijo, en una reciente entrevista con Efe, Cercas -quien llegó a pensar en titular su libro "Ética de la traición"-, al referirse a la evolución política de Suárez, Gutiérrez Mellado y Carrillo.

Como contó en el Teatro Isabel la Católica de Granada, Cercas no sabía cómo abordar aquella jornada decisiva de la Historia de España, hasta que descubrió que "la clave estaba en las imágenes" grabadas por Televisión Española.

Son 35 minutos de grabación, y "lo que ahí se ve no es como para tirar cohetes", afirmaba el escritor, para quien, tras el 23-F hubo "una paranoia colectiva" y, ante la ausencia de documentos fiables, se contaron las cosas más peregrinas.

Adolfo Suárez, debido a su enfermedad, no ha podido leer el libro, Gutiérrez Mellado falleció hace tiempo y el único que lo ha leído es Carrillo, a quien, según ha dicho en la Cadena Ser y recordaba hoy Cercas, le parece "excelente" como obra de ficción, pero no como reflejo de la historia. "La transición no fue así", opinó el veterano comunista.

Carrillo es "uno de los héroes" de "Anatomía de un instante", pero Javier Cercas no intenta "ocultar los errores que cometió", como tampoco lo hace con Suárez. "Intento ser fiel a la verdad", afirmó el escritor, cuyo libro es un conjunto de "reflexiones sobre el heroísmo" y "sobre los políticos".

"La vocación de político tiene que ser muy dura. Cualquier visión angelical de la política tiene que ser desterrada", afirmó Cercas.