Cierra la cadena de librerías Crisol

  • Madrid, 29 abr (EFE).- El Grupo Santillana, propietario de la cadena de librerías Crisol, ha decidido cesar la actividad de la misma para centrarse en su principal negocio editorial, con el propósito de mejorar sus márgenes operativos y, por tanto, sus resultados económicos, ha informado hoy el grupo PRISA en una nota.

Madrid, 29 abr (EFE).- El Grupo Santillana, propietario de la cadena de librerías Crisol, ha decidido cesar la actividad de la misma para centrarse en su principal negocio editorial, con el propósito de mejorar sus márgenes operativos y, por tanto, sus resultados económicos, ha informado hoy el grupo PRISA en una nota.

Crisol empezó a funcionar como marca en el año 1987 con el objetivo de desarrollar un negocio de venta de libros y otros artículos de ocio cultural.

"A lo largo de estos años ha conocido diversas etapas de cambio y evolución, hasta alcanzar en la actualidad una dimensión reducida que no presenta posibilidades viables de crecimiento", explica el grupo PRISA, propietario de Santillana.

La desaceleración económica actual, la reorientación o casi desaparición de los negocios de música y vídeo, como se entendían en el pasado reciente, así como la permanente caída del consumo en estos últimos meses, "no permiten proseguir en el esfuerzo de aportar recursos adicionales a los ya realizados en el pasado", informan sus propietarios.

Por último, indican que se trata de una actividad que no presenta "el razonable nivel de viabilidad para el Grupo Santillana, que se encuentra en pleno desarrollo empresarial de nuevos productos y nuevos mercados".