El escritor Mario Catelli narra las desventuras de un inmigrante argentino con una mirada a la dictadura militar

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS)

El escritor argentino Mario Catelli narra en la novela 'El heredero', ganador del IV Premio Bruguera de Novela, las desventuras de un inmigrante argentino en la Barcelona de los años 80 llegado de su país huyendo de la dictadura militar del país sudamericano y en busca de la estabilidad europea.

En una entrevista concedida a Europa Press, Catelli, nacido en Rosario y residente en Barcelona desde 1987, confesó que un argentino en la Ciudad Condal buscaba "trabajo y un poco de aire y de respiro", porque los emigrantes argentinos se iban de "un bloque formado por dictadura, esperanza de la democracia y crisis económica, crisis de hiperinflación creada como contrapartida a la democracia, no deseada por todos".

Añadió que "muchos se fueron en busca de una situación más estable y por las noticias que llegaban de Barcelona, el aire parecía estar en Europa, un lugar con una economía normal y una situación más tranquila".

Catelli apuntó que la obra, su primera incursión en la novela tras haber publicado tres libros de literatura infantil y juvenil, recoge multitud de anécdotas y hechos de su vida fruto de la recolección de notas y papeles escritos, algunos de ellos con más de nueve años.

De estos papeles, según el escritor argentino, "algunos fueron respetados tal cual y otros han sido torcidos hasta la invención, como el pasaje de la sauna o el cóctel en la casa de un editor". Explicó que en primer lugar todas las historias crecieron en detalles, pero posteriormente realizó un "trabajo de peluquería" con éstas para sintetizar las narraciones, ofreciendo un "animal sin piel, una novela de carne y hueso".

La novela, pese a estar ambientada en la capital catalana, Catelli indicó que no ha querido que la Barcelona se convirtiera en protagonista principal de la obra sino un personaje secundario, aunque con la suficiente relevación e importancia para el devenir del protagonista, Martín.

'El heredero' es un relato, según aclaró el autor, que subraya "la imposibilidad de dejar el pasado", pues "la herencia no se puede elegir, uno no decide si la quiere o no, ya que ésta marca profundamente la vida de las personas, junto con la infancia y el legado cultural".

Además, la obra hace hincapié en los inmigrantes que "no salen en la prensa" y que cuentan con historias menos trágicas, pero que son la mayoría de las personas, los náufragos que se buscan la vida de una manera silenciosa en la ciudad", dijo.

Por otra parte, Catelli mostró su "preferencia por los personajes perdedores" pues presentan más atractivo a través del paso de triunfo a la pérdida y afirmó que, pese a ésto, los triunfadores también aparecen en la novela como personajes secundarios, a los que les atribuye una cierta ceguera para ver la realidad.

Dentro de estos perdedores se presenta Martín, que en Barcelona adopta el nombre de Marcos, un personaje fruto de la ironía, el cinismo, la amoralidad y lo grotesco. Además, desarrolla una doble vida, como "todos" según Catelli, en el discurrir de la obra, a través de las cuales intenta ser desde un distinguido catado de vinos hasta un pordiosero, todo depende de la cara que tengas".

"Y en el fondo de Argentina, los recuerdos de la dictadura militar, la infancia, el terreno familiar y sus cicatrices y la adolescencia marcan la obra y aparecen como el telón de la vida de Martín", expresó Catelli.

El escritor argentino, tras abandonar los estudios de arquitectura, ha ejercido diversos oficios a lo largo de su vida, desde pastelero y actor en Rosario, hasta mensajero, pintor, ayudante de exposición o figurante de anuncios publicitarios, facetas que se reflejan en el personaje principal de 'El heredero'. Ha publicado tres novelas de literatura infantil y juvenil, además de desarrollar labores de traductor.