El libro "Cultura y guerra del fútbol" plantea la cancha como un mundo en miniatura

  • Madrid, 11 abr (EFE).- Poetas que fueron boxeadores, escultores que juegan al fútbol y alpinistas literatos pasan por las páginas de "Cultura y guerra del fútbol", libro del periodista y profesor Pedro Paniagua que se sirve de la crítica literaria para "elevar el deporte al nivel de cultura" y equipararlo "a la vida".

El libro "Cultura y guerra del fútbol" plantea la cancha como un mundo en miniatura

El libro "Cultura y guerra del fútbol" plantea la cancha como un mundo en miniatura

Madrid, 11 abr (EFE).- Poetas que fueron boxeadores, escultores que juegan al fútbol y alpinistas literatos pasan por las páginas de "Cultura y guerra del fútbol", libro del periodista y profesor Pedro Paniagua que se sirve de la crítica literaria para "elevar el deporte al nivel de cultura" y equipararlo "a la vida".

"Es cierto -dice el autor a Efe- que en el fútbol se puede captar el carácter de un país", como constató el mexicano Juan Villoro, uno de los literatos -otros son Javier Marías o Ryszard Kapuscinski-, incluidos en este libro (Editorial UOC), que hace un repaso exhaustivo a varios de los mejores textos literarios de los últimos años sobre el deporte.

"Cultura y guerra del fútbol" analiza el mensaje informativo y no habla sólo de fútbol, sino de actividades como el alpinismo o la aventura extrema, y está prologado por el periodista y experto en lenguaje Alex Grijelmo, presidente de la Agencia Efe.

Grijelmo recuerda que si Francia recreó en su equipo nacional de fútbol una personalidad multicolor "para lograr un mestizaje triunfante", España tuvo poco éxito identificada con la furia, y sólo ha logrado hacerse respetar "con la paciencia, la tenacidad y el talento".

"Lo que la furia nunca había logrado, lo consiguieron jugadores no muy altos, ni corpulentos, con un juego bonito, toque de balón, elegancia, rapidez, habilidad y mucha técnica", explicó a Efe Paniagua, precisando que la Eurocopa de 2008 acabó con la idea de que la furia fuera el único valor.

"Quien sabe de fútbol, sabe de la vida" y nuestro fútbol "sólo venció tras decidir que se iba a parecer a su propia transformación", escribe por su parte Grijelmo, que fue alumno de Paniagua, el cual, a su vez, había estudiado a fondo sus libros sobre lenguaje para sus enseñanzas como profesor en la Universidad Europea de Madrid-CEES.

Pedro Paniagua (Madrid, 1958) es Doctor en Ciencias de la Información y profesor de periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Inició su profesión en la sección de Deportes de la Agencia Efe y luego la ejerció durante 20 años en diversos medios escritos y audiovisuales.

Su libro traza dos vías de estudio: una en torno al nivel intelectual o literario que puede alcanzar la información sobre el deporte, más allá de considerarse como mero entretenimiento; y otra sobre las guerras entre cadenas televisivas por los derechos de emisión.

Paniagua analiza la repercusión en los medios de la actual lucha por los derechos del fútbol, conflicto que tiene su origen a finales de los 80 cuando TVE perdió su monopolio y surgieron primero las cadenas autonómicas (1988) y luego las privadas (1990).

"Una vieja idea cuenta que el fútbol es la representación de la guerra y, en cierto modo, la vacuna contra ella", recuerda Grijelmo que, siguiendo el símil, advierte de que "las vacunas acarrean a veces graves secuelas si el paciente no responde de manera adecuada".

Y es que "todo lo que se da en la vida, se da también en el campo (de juego) o tiene su representación en él", asegura Paniagua, que aboga por la "épica de la superación" frente a quienes no ven esa facultad en el deporte moderno.

Su libro analiza títulos como "La conquista del Polo Norte" o "Dios es redondo" de Villoro, que recoge reflexiones varias en torno al mundo del balón.

Y es que Paniagua quiere ir más allá dejando de lado ese otro periodismo deportivo pegado estrictamente a la actualidad, que "no profundiza si no es para tratar polémicas, violencia o corrupción", casos -matiza- "ajenos al deporte en sí mismo".