Hernán Cortés, el conquistador del mestizaje

  • Madrid, 12 may (EFE).- Hernán Cortés comprendió desde un principio en México que no se trataba de aniquilar a los que estaban allí, sino de mezclarse con ellos.

Hernán Cortés, el conquistador del mestizaje

Hernán Cortés, el conquistador del mestizaje

Madrid, 12 may (EFE).- Hernán Cortés comprendió desde un principio en México que no se trataba de aniquilar a los que estaban allí, sino de mezclarse con ellos.

Esa es la tesis que desarrolla el escritor español José María Bunceta en su primera novela "Tlaxcala. El aliado de Hernán Cortés", que acaba de ser publicada en España por la editorial Dykinson y lo será próximamente en México.

En ella, a través de la ficción y de la historia real, Bunceta cuenta cómo los indígenas mexicanos vieron en los conquistadores españoles "una manera de sobrevivir".

Según el autor, en México se ve "lo autóctono mezclado con lo español inevitablemente, y eso se debe en gran medida a la filosofía de personas como Hernán Cortés".

"Cortés comprendió desde un principio que no se trataba de aniquilar a los que estaban allí, sino de mezclarse con ellos y buscar que se encontraran lo mejor de ambos mundos", explicó el autor a un grupo de periodistas en la presentación del libro en Madrid.

La novela, que cruza historias y tiempos, se centra en Tlaxcala, un estado mexicano que en tiempos de la conquista tuvo un papel determinante para el triunfo de Cortés en aquellas tierras.

"Me pareció muy interesante el ejemplo de Tlaxcala, un estado cercano a la capital del que nadie te habla en México -contó-. Fue un pueblo oprimido por el pueblo mexica, que amenazaba con robarles la independencia, de manera que vieron en la llegada de los españoles una oportunidad para sobrevivir".

Bunceta cuenta en su novela cómo el carácter negociador de Cortés le llevó a lograr una alianza con los habitantes de Tlaxcala, ya que "si no hubiera sido por ellos no hubiera conseguido su propósito".

"Tlaxcala fue un ejemplo de lealtad con España, y la Corona española les correspondió manteniendo su gobierno indígena durante tres siglos. Tan fieles fueron que cuando llegó la independencia de México fueron considerados traidores por el resto del país", agregó.

El escritor considera "imposible" haber llevado a cabo la conquista si no hubiera sido por "el liderazgo de Cortés, caracterizado por una innata capacidad negociadora y por un don para coordinar un equipo que estaba más que dividido".

El punto clave de Cortés, según Bunceta, fue llegar a entender que había que buscar "un objetivo común entre ellos y los indígenas que uniera a todos con independencia de sus intereses".

La novela pretende "crear puentes" entre México y España, con el fin de eliminar esa "animadversión" que en el país norteamericano existe contra Cortés, quien "en realidad quiso encontrar un punto común entre indígenas y españoles", dijo el autor.

La periodista y escritora española Pilar Cernuda, destacó en la presentación del libro que la obra cuenta con una "extraordinaria documentación, pero además es buena literatura".

"Mezcla historia y ficción de un modo muy ameno, detrás hay una ardua labor de investigación y eso se nota en el libro, como se nota el profundo cariño que Chema (José María Bunceta) tiene por México", dijo la periodista.

Cernuda subrayó también el papel que la novela revela sobre Doña Marina, conocida como "La Malinche", quien, a su juicio, "por fin es liberada de ese papel de amante y traductora de Cortés, para recuperar su papel real y capital en la historia como intermediaria y negociadora".

El libro cruza una trama histórica sobre México con otra trama, la de un medallón que lleva colgado en su cuello un psicólogo que da clases sobre liderazgo en la Universidad, quien va descubriendo la historia mexicana gracias a ese colgante.

"Es la etapa de Fernando VII hasta nuestros días y por otra la época de la Conquista -explicó Cernuda-. No solamente son interesantísimos los personajes como Hernán Cortés, Moctezuma y La Malinche, también lo es la epopeya, ese conflicto entre los que van a la conquista con ánimo de abrir puertas al mundo, frente a los que van animados por la codicia".

"Tlaxcala. El Aliado de Hernán Cortés" narra de este modo la "visión que tenía el conquistador sobre México -aseguró Bunceta-. Al fin y al cabo, Hernán Cortés ya concibió entonces la idea del México actual, esa unión de pueblos, ese gran país".