Italia pone en marcha sus motores para conmemorar el centenario del Futurismo

  • Roma, 20 feb (EFE).- Italia puso hoy en marcha todos sus motores para festejar a lo grande el centenario del nacimiento del Futurismo, el movimiento artístico de vanguardia más importante que ha dado el país y que ofreció al mundo hace ahora cien años una nueva belleza, la de la velocidad.

Italia pone en marcha sus motores para conmemorar el centenario del Futurismo

Italia pone en marcha sus motores para conmemorar el centenario del Futurismo

Roma, 20 feb (EFE).- Italia puso hoy en marcha todos sus motores para festejar a lo grande el centenario del nacimiento del Futurismo, el movimiento artístico de vanguardia más importante que ha dado el país y que ofreció al mundo hace ahora cien años una nueva belleza, la de la velocidad.

Varias exposiciones y manifestaciones artísticas dan prueba este viernes de que el mundo de la cultura italiana tiene aún hoy muy presente aquel movimiento que nació un 20 de febrero de 1909 con la publicación del "Manifiesto del Futurismo" por Filippo Tommaso Marinetti en el diario francés "Le Figaro".

"Afirmamos que la magnificencia del mundo se ha enriquecido de una nueva belleza: la belleza de la velocidad", dice el punto cuarto de ese manifiesto que apuesta por el "coraje, la audacia y la rebeldía" en la poesía que surge de la inspiración artística.

Con todos esos y otros principios en mente -once en total los incluidos en el "Manifiesto del Futurismo"-, los italianos reivindican hoy que, a pesar de que la fundación de esta vanguardia se fraguara en París, éste es un movimiento artístico que lleva el sello propio de Italia.

Y por eso, después de que la ciudad de Marinetti, Milán, iniciara ya hace unos días sus fastos en honor al movimiento, este viernes toma el relevo la capital italiana como el centro de la celebración del cumpleaños del Futurismo. Una fiesta llamada "Futuroma".

La principal baza con la que cuenta Roma es una composición audiovisual inédita del músico británico Brian Eno, productor de los Coldplay y antiguo miembro de la banda Roxy Music, que desde hoy se exhibe en la Fundación Memmo, en el Palacio Ruspoli, bajo el título "Presentism, time and space in the long now".

"Lo llamo 'Presentismo' porque en la historia de hoy no podemos separar el futuro del presente. Lo que hacemos hoy, lo que destruimos, determina nuestro futuro. Ya no hay diferencia entre presente y futuro. Lo que en un tiempo se podía llamar Futurismo, hoy es Presentismo", dice Eno en una entrevista que publicaba recientemente el diario "La Repubblica".

"Gran parte de lo que hago está ligado más a la pintura, porque mi primer instinto siempre ha sido el de hacer música que pudiera permanecer en el tiempo como los cuadros", añade.

La "síntesis audiovisual" del músico británico, que estará expuesta al público hasta el próximo 15 de marzo, pretende romper la barrera entre la música y el ruido para devolver a la vida aquellos sonidos del Futurismo -que también los hubo-, que se perdieron con la destrucción que propuso ese movimiento artístico.

"Queremos destruir los museos, las bibliotecas, las academias de todo tipo y combatir el moralismo, el feminismo y toda vileza oportunista o utilitaria", reza el último punto del "Manifiesto del Futurismo".

Y quizá contra la rebeldía de la rebeldía, el Ayuntamiento de Roma ha decidido confinar en un mismo museo a este movimiento artístico, protagonista desde hoy de la exposición "Futurismo Manifiesto 100x100", dedicada a las proclamas que publicó Marinetti hace ahora cien años.

Cien textos, como cien son los años de esta vanguardia, se exhiben ya en el Museo de Arte Contemporáneo de Roma (MACRO) para dar cuenta negro sobre blanco de la historia del movimiento que, según los organizadores de la muestra, surgió para renovar la sociedad italiana de la época.

El otro gran evento expositivo que arranca hoy en Roma, en cuyas calles ya se pueden ver carteles del centenario de este movimiento artístico, es la muestra "Futurismo. Avanguardia-Avanguardie", que alberga el palacio de las Escuderías del Quirinal, frente a la Presidencia de la República.

Ya fuera de Roma, el Futurismo invadirá hoy los rincones culturales de las principales ciudades del país, como Génova (noroeste), donde todos los festejos arrancaron a mediodía con la lectura de algunos versos de Marinetti desde lo alto de una grúa en el puerto antiguo.

Y por las calles de Milán, entre otras propuestas, circula hoy la reflexión sobre la ascensión, el vuelo y la caída de la compañía francesa Retouramont en su espectáculo "La ciudad que sube". Que sube y se acelera como lo hace el movimiento artístico de la velocidad, de nuevo, en Italia.