Jesús Pardo predice su muerte en 'Borrón y cuenta vieja'

Jesús Pardo predice su muerte en 'Borrón y cuenta vieja'

Jesús Pardo predice su muerte en 'Borrón y cuenta vieja'

MADRID, 08 (EUROPA PRESS)

El escritor y periodista Jesús Pardo (Santander, 1927), culmina la trilogía de sus memorias con 'Borrón y cuenta vieja' (RBA), un libro en el que relata su vida desde su "feliz jubilación" y en la que se atreve a adelantar su propia muerte. Es, además, la obra más "íntima" de las tres publicadas, porque ha sido "fruto de una catarsis".

"Me hacía gracia la idea de retratar mi propia muerte, porque, salvo a Elías y la Virgen María, es algo que estamos seguros que va a pasarnos a todos y no creo que vaya a ser la tercera excepción", explicó hoy Pardo en una entrevista con Europa Press, quien puntualizó que este cierre de su autobiografía está escrito "con el sentido del humor inglés" que siempre le ha acompañado, fruto de sus 20 años como corresponsal en Londres.

Este tercer volumen, que viene precedido por 'Autorretrato sin retoques' y 'Memorias de memoria', surgió tras "dos grandes crisis" en su vida: una profunda depresión, de la que salió en 2001 y una crisis religiosa, que lo llevó a su reconversión al catolicismo, después de 40 años alejado de la religión. Pero no son estos los únicos motivos que le empujaron a redactar sus memorias.

Después de jubilarse en 1987, momento que el autor calificó de liberación, "no tenía otro tema en la cabeza". Pardo aseguró que este último relato autobiográfico es "el más íntimo de los tres" porque fue "fruto de una catarsis" que le ha llevado a un estado de mayor serenidad consigo mismo.

En cuanto al título elegido, el escritor resaltó que se trata de "una afirmación de que el único tiempo que existe es el pasado y todo aquello que ocurrió sigue siendo parte de uno mismo". De ahí que el autor admita que su infancia santanderina permanece "constante en su recuerdo". "Tuve una infancia excepcional, proustiana y necia, en la que me creía el centro del mundo y tristemente, así era", añadió.

'Borrón y cuenta vieja' es la única de sus memorias que recoge el relato ficcionado de su muerte futura. Sin embargo, el autor no la considera ajena a él mismo, ya que "la imaginación forma parte de cada uno y es, en cierto modo, una forma de recordar de otra manera".

El paso del tiempo es otra constante en esta tercera entrega. "Creo firmemente en el dicho de que un día es muy largo y una vida muy corta", comentó el escritor quien valoró que "para los seres humanos el tiempo es relativo y que éste tampoco se ha enterado de que existimos".