"La desaparición de la nieve", un bosque de la biodiversidad creado por Manuel Rivas

  • Madrid, 14 abr (EFE).- El escritor Manuel Rivas ha creado en su último libro de poemas, "La desaparición de la nieve", un "bosque de la biodiversidad", en el que ha querido que tengan cabida las cuatro lenguas cooficiales que se hablan en España: el gallego, el euskera, el catalán y el castellano.

"La desaparición de la nieve", un bosque de la biodiversidad creado por Manuel Rivas

"La desaparición de la nieve", un bosque de la biodiversidad creado por Manuel Rivas

Madrid, 14 abr (EFE).- El escritor Manuel Rivas ha creado en su último libro de poemas, "La desaparición de la nieve", un "bosque de la biodiversidad", en el que ha querido que tengan cabida las cuatro lenguas cooficiales que se hablan en España: el gallego, el euskera, el catalán y el castellano.

Con la traducción de todos los poemas del libro a estas cuatro lenguas, el escritor ha apostado por transgredir límites y fronteras, en un momento en el que "tristemente" se pone el énfasis en los "conflictos", y no en la riqueza que genera la pluralidad lingüística, desde una concepción "sectaria" de la política.

Rivas, que agradeció la apuesta de la editorial Alfaguara por "la diferencia", definió su última obra como "un ser vivo" y aseguró durante su presentación en la Casa de Galicia que se escribe "no sobre un folio en blanco, sino sobre un manto de nieve".

"La nieve es un abrigo dónde late la primavera, dónde está la memoria adormecida", aseguró el escritor gallego, quien se mostró convencido de que escribir "es un deshielo dónde vas describiendo cosas que antes no se veían, pero estaban ahí".

Para Manuel Rivas, la poesía tiene la condición de "célula madre", y "La desaparición de la nieve" observa la naturaleza no de una forma contemplativa, sino como "una historia de heridas", unas heridas que -dice- a veces son "irreversibles", como las que actualmente se pueden observar en el litoral español, "lleno de cicatrices".

Pero también hablan los últimos poemas del escritor de las heridas del cuerpo humano, y de su relación con la naturaleza, a las que se une la historia de las palabras, ante el convencimiento de que "construimos juntos con la naturaleza, el cuerpo y las palabras una materia erótica".

Tan erótica como la visión que el autor tiene de la "riqueza" de las distintas lenguas, que -dice- "están deseando ir a la boca, con la que se pueden hacer muchas cosas".

En la presentación de "La desaparición de la nieve", en la que Rivas se atrevió a recitar algunos poemas en gallego y en castellano, aunque no en euskera y en catalán "de momento", estuvo presente el también escritor y "siempre amigo" Fermín Bouza, quien desveló que ha sido en muchas ocasiones su "garganta profunda" y consejero al redactar numerosos artículos periodísticos.

Así, Manuel Rivas admitió que cuando poco antes de las últimas elecciones gallegas, en las que el PP ha recuperado el poder en la Comunidad Autónoma, escribió un artículo titulado "Que viene el lobo", su "garganta profunda" había sido Bouza, "y no se equivocó, porque el lobo ha llegado".

También tuvo palabras de elogio para el hasta ahora director de la Casa de Galicia, Alfonso Sobrado Palomares, presente en uno de sus últimos actos antes de abandonar el cargo, quien -según Rivas- con su labor, "ha dado un giro copernicano" a la entidad.

Para Fermín Bouza, "La desaparición de la nieve" es "un viaje al secreto de la naturaleza y de las cosas", y responsabilizó a Rivas de "meter a la literatura gallega en la modernidad" con un sistema de collage, al estilo de pintores de "la vieja vanguardia" como Gordillo.

El también catedrático de Sociología definió el último poemario de Manuel Rivas -en el que se incluye un CD con algunos de los poemas recitados por el propio autor- como "un ritual de paseo a través de la materia iluminada", que ha disfrutado leyendo en la Galicia natal de ambos la pasada Semana Santa.

Concha Carrón