La estrategia de los 'e-books' de Harry Potter doblega a Amazon y revoluciona el sector editorial


Daniel Radcliffe admite haber rodado escenas de Harry Potter estando borracho

Daniel Radcliffe admite haber rodado escenas de Harry Potter estando borracho

La noticia de que J. K. Rowling venda, por fin, sus novelas de la saga Harry Potter en formato digital dio la vuelta al mundo. La decisión no solo ha sido aplaudida por su legión del lectores en pantallas, sino que los editores y demás agentes del mercado editorial están estudiando dicho lanzamiento como una estrategia que podría revolucionar el sector. Incluso el todopoderoso Amazon se ha visto doblegado. La tienda online de Jeff Bezos ha tenido que enlazar la compra de los e-books de Harry Potter hacia la pasarela de Pottermore, algo inédito para una multinacional que protege a cal y canto su propio ecosistema de venta. Ahora será Amazon quien genere tráfico online a Pottermore. Así, los siete títulos de Harry Potter están disponibles desde una tienda propia -Pottermore-, plataforma que J.K Rowling desarrolló junto con Sony. Allí están todos sus e-books y también sus audiolibros para los mercados en inglés, francés, italiano y español. Sin embargo, la varita mágica de Harry Potter va mucho más allá. Muchas de las tácticas del lanzamiento no son excesivamente novedosas; pero, todas en conjunto, eran impensables dentro del panorama editorial hasta esta semana. Enumeramos aquí las más relevantes. 1.- Venta exclusiva desde una plataforma propia.- J. K. Rowling se ha dado cuenta de que, como autora, tiene la suficiente masa de lectores para vender ella misma sus e-books, sin intermediarios. La escritora se quedó para sí los derechos digitales, mientras su saga en papel vendía 450 millones de copias en 70 idiomas. Ahora, con el lanzamiento de sus e-books, todas las tiendas online deberán apuntar a Pottermore. Amazon, inclusive, además de Barnes & Noble, Google Play y Sony Readers. Con Apple, aún no hay acuerdo.2.- Ocho copias digitales por `e-book´.- Otra de las novedades de la estrategia de Harry Potter es que su tienda online permite descargar hasta ocho copias de cada ejemplar adquirido, con lo que se da un paso más en un sistema similar al pago por licencia múltiple, algo usual en los programas informáticos (software). Esta fórmula también abre una elucubración: la posibilidad del préstamo de e-booksentre usuarios. 3.- Precios premium.- Los siete e-books de la saga de Harry Potter se venden a dos escalas de precios, un coste que sí ha enfadado a muchos de sus futuros lectores digitales. Así, las novelas más recientes se venden a un importe premium de 9,99 dólares –precio que roza la cota de novedad literaria- y el resto a 7,99 dólares, un cifra psicológica, pero algo superior para un título, digamos antiguo, y que ahora se reedita. 4.- Son `e-books´ sin DRM.- Una de las novedades de los libros electrónicos de Harry Potter es que eliminan el sistema anticopia –DRM, en sus siglas en inglés-, lo que favorece la compra amigable. Sin embargo, según Pottermore, sí cuentan con una "marca de agua", para controlar y rastrear posibles casos de piratería. 5.- Venta para varios estándares.- Los lectores de Harry Potter podrán comprar sus e-books para leerlos en cualquier dispositivo de lectura (ordenador, e-readers, tabletas y móviles) y bajo cualquier estándar; es decir, el sistema mobi, que usa el Kindle de Amazon y el e-Pub, formato para la mayoría de e-readers.  6.- Aduana electrónica por países.- Otra de las tácticas de Rowling es que entra poco a poco en mercados con lenguas y políticas de precios diferentes. Su tienda de e-books incorpora términos legales distintos según países. Este sistema de geoblocking (aduana electrónica) impide que un internauta de otro país no autorizado pueda acceder a la compra online. Es un método que adapta la venta del e-book a la legislación, a los precios y a los impuestos de cada geografía. 7.- La magia de la expectativa.- Por último, el lanzamiento de los e-books del mago Harry Potter también nace con la creación artificiosa de un deseo. La noticia ha generado expectación -y publicidad gratuita-, no sólo en los fans de lengua inglesa, sino también en el resto de lectores de otros idiomas. ¿Qué seguidor de Potter no se está preguntando cuándo saldrá la versión digital en español, por ejemplo?  Sobre este último aspecto, de nuevo, regresamos a Amazon. En un comunicado, la compañía anunció la venta de los e-books de Harry Potter en inglés para Kindle; pero también informó de que la saga estara disponible en español en "los próximos meses", tal y como confirma Pottermore. La fecha es aún una incógnita.