La Feria del libro de León alcanza su ecuador con un balance "sumamente positivo"

  • León, 6 may (EFE).- Con la participación de autores destacados, presentación de best seller mundial, filandones de la tierra, cómics y hermanamiento con Valladolid, la Feria del Libro de León alcanza su ecuador con un balance "sumamente positivo", según ha explicado hoy a Efe su director, Héctor Escobar.

León, 6 may (EFE).- Con la participación de autores destacados, presentación de best seller mundial, filandones de la tierra, cómics y hermanamiento con Valladolid, la Feria del Libro de León alcanza su ecuador con un balance "sumamente positivo", según ha explicado hoy a Efe su director, Héctor Escobar.

Esta primera parte de la Feria se cierra con la participación ciudadana como aspecto "más positivo", ya que también gracias a que el buen tiempo ha acompañado, la afluencia de público ha sido "notable" en todas las actividades programadas, que dan paso en los días restantes a unas jornadas "puramente literarias, portuguesas y cinematográficas".

Esta afluencia era el objetivo más buscado, porque "el hecho de hacer ruido en una feria pequeña" conlleva a que la gente se anime a venir a León, una ciudad "que no deja de ser un espacio literario", ha explicado Escobar.

El pasado 2 de mayo el escritor Juan Manuel de Prada y su alegato a favor del libro y en contra de las plataformas electrónicas "que niegan el carácter ritual y perdurable del lenguaje", dieron el punto de arranque a la Feria leonesa, por la que han desfilado grandes nombres de las letras y se han desarrollado un sinfín de actividades.

El escritor vizcaíno hizo la vez de pregonero de la Feria el mismo día que ésta se hermanó en la ciudad vallisoletana con su homóloga de las tierras de secano.

Este hermanamiento no será el único que se produzca en esta Feria, ya que el próximo sábado se procederá a lo propio con la ciudad de Braganza, que traerá consigo la participación de cuatro poetas y seis narradores lusos, en un año en el que Portugal acude como país invitado al evento leonés.

Durante estos días, numerosos autores como José María Merino, Ricardo Magaz, Hape Kerkeling o Fernando Martínez Laínez han participado en la Feria del Libro, en la que se han caído también nombres como Manuel Rivas.

En su lugar, Luis Mateo Díez, Almudena Solana, Luis del Val o el ex ministro de Cultura, Cesar Antonio Molina, ha cubierto el hueco con su participación, que no estaba prevista en el evento.

Con el lema de "retornar al origen", esta primera parte de la Feria se ha centrado en la escritura y en la oralidad, para ayudar a conocer el pasado a todos aquellos a los que las nuevas tecnologías y la televisión irrumpen en su comunicaciones, "cada vez más ausentes en los hogares".

Para ello, nada mejor que el primer Festival de la Cultura Inmaterial, por el que han pasado finlandones de la tierra y foráneos en un evento que se prolongará hasta el día 9 de mayo.

Alcanzado el ecuador se emprende ahora una etapa más literaria, en la que las actividades se reducen para dar paso a Portugal.

La jornada de mañana arrancará a las 18,30 horas con una Mesa Redonda sobre "La movida madrileña" a cargo del crítico musical Jesús Ordovás, que contará con la colaboración de Pacho Rodríguez (Opera Prima) y Héctor Escobar y Alex Diez (Los Flechazos), a cuyo término este último ofrecerá un breve concierto acústico con canciones de la época en el Gran Café.

Asimismo, mañana Javier Tomeo, Jesús Calleja, Jesús Munárriz y Cristina Martínez Gago presentarán sus libro "Pecados griegos", "Desafío extremo", "Por la gracia de Dios" y "Ángeles alrededor", respectivamente, con su posterior firma de ejemplares

En cuanto acabe la Feria, Escobar ha concluido que se pondrá manos a la obra a preparar la participación en Braganza, ya que tras el hermanamiento se trasladarán tres o cuatro autores de renombre hasta la ciudad lusa, donde se instalará un stand con literatura leonesa.