Magdalena Lasala recupera Hypatia de Alejandría para popularizar su figura y sabiduría

  • Zaragoza, 7 may (EFE).- "La conspiración piscis" es el último libro de la escritora zaragozana Magdalena Lasala, con el que trata de acercar al público la figura de Hypatia de Alejandría, una mujer de una sabiduría "extraordinaria" con un trágico final por no querer renunciar a sus convicciones.

Magdalena Lasala recupera Hypatia de Alejandría para popularizar su figura y sabiduría

Magdalena Lasala recupera Hypatia de Alejandría para popularizar su figura y sabiduría

Zaragoza, 7 may (EFE).- "La conspiración piscis" es el último libro de la escritora zaragozana Magdalena Lasala, con el que trata de acercar al público la figura de Hypatia de Alejandría, una mujer de una sabiduría "extraordinaria" con un trágico final por no querer renunciar a sus convicciones.

Así define Lasala a esta mujer, hija del sabio matemático Theón de Alejandría, quien la educó en el cuidado del cuerpo y la mente, y que, tras su muerte, en el año 405 después de Cristo, optó por seguir siendo una mujer independiente que se convirtió en "emblema del saber prohibido".

Hypatia de Alejandría fue "muy influyente" entre intelectuales paganos y cristianos y pasó a ser perseguida tras negarse a convertir al cristianismo.

Aunque se trata de un personaje muy conocido en los ambientes matemáticos, donde se siguen estudiando sus disquisiciones, sin embargo no lo es a nivel popular, porque fue una mujer entregada al saber y la enseñanza, que dio "poco juego político", ha explicado a Efe Magdalena Lasala.

Para acercarla al gran público y encontrar su dimensión humana, en su novela, la escritora sitúa a Hypatia en el centro de una trama sobre la hipótesis real de la posible existencia de una réplica secreta de la Biblioteca de Alejandría, destruida siglos antes, en la que se mezclan intrigas políticas, alquimistas, sabios, astrólogos e incluso el Imperio Romano.

Para la construcción de esta historia, que le ha llevado entre diez y doce meses, Lasala se ha apoyado en la forma de vida de la época, en cómo las mujeres pasaban a ser posesión del estado y perdían sus derechos al morir el padre o el esposo y en la situación del Imperio Romano, ya dividido en dos a la muerte de Teodosio.

A Hypatia, llamada "la perfecta" por su belleza e inteligencia, hay que "entenderla en su contexto" porque fue educada por su padre para ello, en la disciplina del cuerpo y del conocimiento, ha precisado Lasala.

La escritora zaragozana, reconocida como uno de los valores más firmes de la novela histórica en la actualidad, está "fascinada" por la cultura Mediterránea y la historia de los siglos III antes de Cristo al V de nuestra era, ocho siglos de historia que le proporcionan un "enorme caudal de inspiración".

Por ello, cuando acabe su próxima novela, de momento con el título "El constructor de la eternidad" y que presentará en la primavera de 2010, Lasala ya tiene en mente otros personajes a los que tiene ganas de "hincarles el diente", uno sobre un personaje zaragozano y otro de alguna figura del siglo I ó II antes de Cristo.

Entre las acciones más inmediatas de esta prolífica escritora y poetisa figura la lectura dramatizada, el próximo 25 de mayo en Madrid de su obra "Doña Jimena", un libreto que en 2010 pondrá en escena el Centro de Arte Dramático de Aragón y que supone una vuelta a la dramaturgia.