Miles de uruguayos rinden su último adiós a Mario Benedetti

  • Montevideo, 18 may (EFE).- Miles de personas han desfilado incansablemente desde primeras horas de la mañana de hoy por la capilla ardiente del poeta Mario Benedetti para rendirle un último homenaje al más querido y respetado autor de las letras uruguayas.

Montevideo, 18 may (EFE).- Miles de personas han desfilado incansablemente desde primeras horas de la mañana de hoy por la capilla ardiente del poeta Mario Benedetti para rendirle un último homenaje al más querido y respetado autor de las letras uruguayas.

En silencio y visiblemente emocionados, ciudadanos anónimos han aguardado pacientemente la larga fila que rodea el Palacio Legislativo de la capital uruguaya, en cuyo Salón de los Pasos Perdidos se sitúa el velatorio de una de las figuras más importantes de la literatura hispanoamericana de la segunda mitad del siglo XX.

Al pie del féretro de Benedetti se han ido acumulando a lo largo de la fría y húmeda jornada de luto, que arrancó a las nueve de la mañana, ramos de flores y pequeños obsequios y escritos que la gente deja en memoria del poeta.

Destacan los lapiceros que algunos ciudadanos dejaron para cumplir uno de los deseos del escritor, quien en una ocasión pidió "por favor" que cuando él muriera no se olvidaran de su bolígrafo.

Junto a los habitantes de Montevideo también han desfilado personalidades del mundo de la cultura y la política del Uruguay, entre ellos el presidente Tabaré Vázquez, uno de los primeros en rendir homenaje al escritor y dar el pésame a familiares y amigos.

"Una persona como Mario nunca muere", dijo escuetamente el mandatario a los medios al salir del Palacio Legislativo.

La noticia de la muerte de Benedetti copó hoy todos los diarios e informativos del país, que destacaron su trayectoria literaria y vital, su compromiso social y la repercusión que su muerte ha tenido en todo el mundo.

Está previsto que el velatorio de Benedetti se prolongue hasta las 22 horas (3.00 GMT) y que mañana sus restos sean sepultados en el Panteón Nacional.