Muere en Argentina el editor chileno Arturo Peña Lillo

  • Buenos Aires, 20 mar (EFE).- El editor chileno Arturo Peña Lillo, quien impulsó la obra de grandes escritores argentinos en el siglo pasado, murió hoy en Buenos Aires, a los 91 años, informaron a Efe fuentes de la firma Ediciones Continente.

Muere en Argentina el editor chileno Arturo Peña Lillo

Muere en Argentina el editor chileno Arturo Peña Lillo

Buenos Aires, 20 mar (EFE).- El editor chileno Arturo Peña Lillo, quien impulsó la obra de grandes escritores argentinos en el siglo pasado, murió hoy en Buenos Aires, a los 91 años, informaron a Efe fuentes de la firma Ediciones Continente.

Peña Lillo había nacido el 30 de agosto de 1917 en la ciudad chilena de Valparaíso, pero a los dos años se mudó con su familia a Argentina.

En 1939 se hizo conocido cuando se paró frente a la sede del diario Crítica, de Buenos Aires, se quitó el sobretodo y lució un cartel en su cuerpo con frases de pensadores modernos.

Así consiguió un trabajo en los talleres de la revista Radiolandia, donde fue delegado sindical.

El segundo trabajo de Peña Lillo fue en la editorial francesa Hachette, en la que también trabajaba Rodolfo Walsh, donde estuvo por siete años.

En 1954 fundó una editorial desde la que impulsó la obra de autores argentinos, publicando textos considerados fundamentales dentro de la literatura local.

Arturo Jauretche, Raúl Scalabrini Ortiz, Rodolfo Puiggrós, José María Rosa, Ernesto Palacio, Norberto Galazo, Juan José Hernández Arregui y Jorge Abelardo Ramos fueron algunos de los intelectuales que encontraron en Peña Lillo un apoyo para la difusión de sus obras.

Los primeros textos que editó fueron "Instrucciones del Estanciero", de José Hernández, y "El idioma de los argentinos", por el cual Jorge Luis Borges cobró su primer dinero por derechos de autor.

Peña Lillo editó unos 400 títulos con su propia editorial, hasta 1982, desde la que impulso el "pensamiento nacional" argentino de una generación de intelectuales que buscó diferenciarse de las influencias extranjeras.

También dio origen a algunas revistas que fueron tribuna y espacio libre para periodistas y políticos, como "Cuestionario" y "Quehacer nacional".

Hasta antes de su muerte Peña Lillo co-editaba con Ediciones Continente.