Poniatowska muestra su "asombro" por el premio y confiesa que no habla en gallego

  • Santiago de Compostela, 5 may (EFE).- La escritora mexicana Elena Poniatowska mostró hoy su "asombro" por el premio de "escritora gallega universal" ya que confesó: "no hablo nada de gallego".

Poniatowska muestra su "asombro" por el premio y confiesa que no habla en gallego

Poniatowska muestra su "asombro" por el premio y confiesa que no habla en gallego

Santiago de Compostela, 5 may (EFE).- La escritora mexicana Elena Poniatowska mostró hoy su "asombro" por el premio de "escritora gallega universal" ya que confesó: "no hablo nada de gallego".

Poniatowska, que ha sido invitada a Santiago de Compostela por la Asociación de escritores en lengua gallega para entregarle ese galardón, indicó que "apenas si logro hablar español", y concluyó con humor que "a lo mejor es por eso" que recibe el premio.

El presidente de la citada asociación, Cesario Sánchez, indicó que el premio pretende que escritores considerados "referente" de la literatura "por el contenidos ético y el compromiso con los más desfavorecidos" puedan "conocer es país y la literatura gallega".

El premio de la Asociación de escritores en lengua gallega fue atribuido con anterioridad a la cubana Nancy Morejón, al angoleño Artur Carlos Maurício Pestana dos Santo alias "Pepetela" y al palestino Mahmoud Darwish.

"Me da mucho gusto oír hablar gallego, me parece superimportante que no se pierdan todos esos idiomas que hacen la riqueza del país", comentó Poniatowska, de 72 años, nacida en Francia en el seno de una familia aristocrática de origen polaco aunque afincada en México.

"Que bueno que tenga yo muchos países", dijo la escritora, ganadora de numerosos premios literarios, quien abogó por "fomentar" el aprendizaje de diversos idiomas.

"Conocí Polonia en 1965 por primera vez", dijo la escritora, quien subrayó que sus familiares "era franceses desde Catalina la Grande", y observó que "fueron expulsados de Polonia".

Poniatowska lamentó que "hay mucho estigma contra los mexicanos, lo había antes y lo hay ahora", recordó que todavía en Estados Unidos les llaman "frijolitos negros o chaparritos" y lamentó que tiempo atrás en algunos cafeterías con carteles de "no permitido a perros y mexicanos", un despreció que consideró que se ha hecho extensivo a los latinoamericanos, excepto los brasileños.

Sin embargo, observó que "los mexicanos en cierta manera están recuperando, mediante tácticas migratorias, territorios perdidos" como Texas y California que pertenecieron en el pasado a su país y están "retomando tierras que fueron antes suyas".

La escritora, que tiene previsto permanecer unos días en Galicia, indicó que ya ha probado el "marisco maravilloso" que es "mejor que el de París", así como el lenguado y el caldo gallego.