Salman Rushdie dice que su nuevo libro pide revisar al satanizado Maquiavelo

  • Barcelona, 31 mar. (EFE).- El escritor Salman Rushdie ha explicado hoy que su nueva novela, "La encantadora de Florencia" (Mondadori), exige una revisión de la mala imagen que se le ha dado a Maquiavelo, argumentando que la mayoría de la gente lo conoce por precisamente por lecturas de "publicaciones antimaquiavelas".

Salman Rushdie dice que su nuevo libro pide revisar al satanizado Maquiavelo

Salman Rushdie dice que su nuevo libro pide revisar al satanizado Maquiavelo

Barcelona, 31 mar. (EFE).- El escritor Salman Rushdie ha explicado hoy que su nueva novela, "La encantadora de Florencia" (Mondadori), exige una revisión de la mala imagen que se le ha dado a Maquiavelo, argumentando que la mayoría de la gente lo conoce por precisamente por lecturas de "publicaciones antimaquiavelas".

El escritor nacido en Bombay (La India) ha asegurado esto en un diálogo público que ha mantenido con el escritor Juan Gabriel Vázquez, en la biblioteca Jaume Fuster de Barcelona, un encuentro enmarcado en el ciclo de charlas entre escritores y lectores: "El valor de la palabra".

Rushdie, autor de obras como "Hijos de la medianoche", "Este, oeste" y "Shalimar el Payaso", ha concretado que su nueva publicación, que tiene como protagonistas al emperador Akbar "el Grande" del imperio Mogol y a la princesa de Florencia -la más bella del mundo- se remonta al siglo XVI y XVII para explicar una historia de amor y guerras que "no es real, aunque en India todo el mundo cree que lo es".

Por este motivo, el autor quiso proyectar la leyenda de manera "que acabara existiendo", porque como, ha recalcado satisfecho, "la creatividad no permite deshacer lo hecho".

Rushdie ha confesado que al empezar la redacción del libro, creyó que "escribía sobre las diferencias culturales entre Oriente y Occidente", aunque al finalizar la obra se dio cuenta de que "los problemas" entre ambas zonas se originan en la similitud entre unos y otros.

Esta paradoja la expresa a través de su personaje, Akbar: "la tragedia de los seres humanos no es que seamos diferentes, es que seamos tan parecidos".

El proceso de elaboración del libro, según el autor, se ha producido durante los últimos diez años, tiempo durante el cual el escritor creyó necesario documentarse sobre Maquiavelo -más allá del lo que sabía sobre él por su formación- con la lectura de sus libros, mientras escribía otras novelas.

De hecho, la documentación es una de las características de "La encantadora de Florencia" ya que, a pesar de ser una novela, tiene una extensa bibliografía con la que pretende dar un servicio al lector por si éste quiere ampliar su conocimiento, y agradecer a las obras que le han permitido tener cierto bagaje sobre Maquiavelo.

El autor ha apuntado que, en ocasiones, las personas están más abiertas al conocimiento cuando se les sirve en forma de historia -a pesar de que incluyan hechos ficticios- y que el lector tiene más predisposición a aprender si conoce "la realidad de manera indirecta".

Rushdie ha añadido que la capacidad para contar historias es la principal característica del ser humano y que de la habilidad que se tenga para contarlas depende gran parte de la existencia de uno, como ocurre en su nueva novela, cuando el personaje principal se juega su vida ante el emperador Akbar, teniendo como única arma la palabra.