Salman Rushdie publicará la secuela de 'Harún'

Salman Rushdie publicará la secuela de 'Harún'

Salman Rushdie publicará la secuela de 'Harún'

BARCELONA, 1 (EUROPA PRESS) El escritor indiobritánico Salman Rushdie acabará de escribir en dos meses la precuela de 'Harún y el mar de las historias' (1990) por encargo de uno de sus hijos. Sin embargo, aunque recuperará a los personajes pero no los escenarios, como hizo Lewis Carroll con 'Alicia a través del espejo'. El autor de 'Los versos satánicos' (1988) ha visitado Barcelona para presentar su nueva publicación, 'La encantadora de Florencia' (Mondadori/Bromera). En esta novela, Rushdie (Bombay, 1947) se centra en el siglo XVI, un periodo rico en Oriente y Occidente en el que se produjeron muchos viajes de Europa a la India, pero ninguno a la inversa, "y mucho menos" realizado por una mujer. Ese es, precisamente, con lo que ha fantaseado Rushdie en este libro, que bebe de dos fuentes. Por un lado, un poema del poeta italiano Ludovico Ariosto -autor de 'Orlando Furioso'- sobre una princesa india que llega a Europa y enamora a todos. Por otro, la historia verídica del primer gran emperador mongol, Akbar El Grande, obsesionado con colonizar la ciudad de Samarkanda sin mucho éxito. 'La encantadora de Florencia' narra la historia de un extranjero que, a finales del siglo XVI, llega a la corte de Akbar el Grande con un secreto que podrá traerle la mayor de las fortunas o costarle la vida. El secreto tiene que ver con un antepasado del emperador, la princesa Qara Köz, conocida como la encantadora de Florencia. "La idea era examinar las relaciones de esos dos mundos que en aquella época casi no se conocían" y que ahora parecen estar plagados de "señores de la guerra que se matan", explica Rushdie. En esta nueva novela, el aclamado escritor revisa la figura del Príncipe Maquiavelo, porque "la historia no ha sido justa con él": Fue un republicano "convencido" al que torturó una princesa por no escribir en 'El príncipe' lo que se esperaba -en esa época se pagaba para que se loase a los príncipes. "Era la alegría de la huerta, más que lo que nos ha llegado de él. Eso le hace ser un personaje muy interesante", señala Rushdie. RUSHDIE A LA GRAN PANTALLA En cuanto a la secuela de 'Harún y el mar de las historias', el escritor ha revelado que la semana pasada firmó con el cineasta Alan Parker el contrato para que se lleve a la gran pantalla esta novela suya, publicada poco después de la polémica 'Los versos satánicos'. Será una película con grandes dosis de animación "al estilo de Harry Potter", pero que hasta 2012 como mínimo no llegará a la cartelera. 'Harún y el mar de las historias' -cuyo guión se escribirá sin la participación del autor- es una novela alegórica que trata los problemas sociales que afectan al continente indio, en el que Rushdie ha basado la mayor parte de sus novelas. Enmarcada en un mundo similar al de 'Las Mil y Una Noches', en esta novela el escritor indiobritánico ahonda en ese peculiar estilo literario que le aproxima al realismo mágico latinoamericano. "Esto de las películas es como esperar al bus: no llega ninguno en mucho tiempo y de golpe llegan tres", ironiza Rushdie, que ha desvelado también que 'Hijos de la medianoche' (1980) se empezará a grabar en otoño del año que viene. El escritor, que intervendrá en la confección del guión de esta novela considerada como una de las grandes de la literatura universal, ha avanzado también que serán dos películas que se presentarán a la vez, porque condensar 650 páginas en dos horas es un "problema". Por último, y en cuanto a la fatwa que pesa sobre él desde que publicara 'Los versos satánicos' -dictaminada por el ayatolá Jomeini en 1989- Rushdie afirma que al final tendrá que escribir una autobiografía para "acabar con las tonterías". Según el escritor, se han inventado muchas cosas que en realidad no sucedieron, especialmente, acerca de su supuesto peregrinaje por casas de amigos que accedieron a esconderle. "Sí estuve dos fines de semana en casa de Bono", aclara, así como algunos días en las de otros colegas y amigos, pero "hay que diseminar los mitos" porque mucho de lo que se dijo "no es cierto".