Un escritor vende 1.000 libros tras amenazar con quemar ejemplares no vendidos

  • Zagreb, 11 may (EFE).- Libro sin vender, libro a incinerar: esta curiosa amenaza ha sido empleada por un escritor croata para dar salida a todos los ejemplares de una obra editada por él mismo.

Un escritor vende 1.000 libros tras amenazar con quemar ejemplares no vendidos

Un escritor vende 1.000 libros tras amenazar con quemar ejemplares no vendidos

Zagreb, 11 may (EFE).- Libro sin vender, libro a incinerar: esta curiosa amenaza ha sido empleada por un escritor croata para dar salida a todos los ejemplares de una obra editada por él mismo.

Los medios locales informaron hoy de esta peculiar victoria "contra la anemia cultural", como la definió el autor, Pero Kvesic, que le ha permitido vender en un mes una edición privada de 1.000 ejemplares de su otrora muy popular antología de cuentos "La introducción a P. Kvesic".

El autor había anunciado que quemaría frente a una librería en pleno centro de Zagreb todos los libros no vendidos de esta cuarta edición de la obra.

Cuando el domingo a mediodía llegó la hora de la ignición, no le quedaba ya ningún ejemplar, a pesar de que la venta de libros se ha reducido en el país debido a la crisis económica, entre otros factores.

El espectáculo estaba bien preparado. Hasta el último momento quedaban 425 ejemplares sin vender, que Kvesic sacó a la calle y con los que llegó a preparar una hoguera. Minutos después, dio a conocer que dos distribuidoras acababan de comprarle los libros.

Así, en vez de ser quemados, los últimos ejemplares fueron trasladados en furgoneta a sus nuevos propietarios, ante la mirada del público que se había congregado para ver la pira de libros.

Esta última edición de los cuentos salió a iniciativa del propio autor sin mediación de casas editoras, "como un acto de protesta contra la posición del escritor en el mundo de la edición de hoy", explicó Kvesic.

Cuando fue publicada por primera vez, en 1975, "La introducción a Pero K.", rompió los estereotipos tradicionalistas comunistas de la época, a través de la narración de la vida libertina de jóvenes que, hoy día, son conocidos personajes de la vida social croata.

Los críticos aseguran que los cuentos no representan sólo unas memorias fascinantes de aquella época, sino que fueron escritos con un estilo literario extraordinario.