Yolanda González se adentra en las entrañas del desierto de Egipto en "Lejos"

  • Madrid, 9 mar (EFE).- Las entrañas del desierto occidental de Egipto son el escenario de "Lejos", la nueva novela de Yolanda González, que ahonda en un espacio que "guarda la memoria del mundo" y que ofrece la "posibilidad de pensar de otra manera", ha dicho a Efe su autora.

Yolanda González se adentra en las entrañas del desierto de Egipto en "Lejos"

Yolanda González se adentra en las entrañas del desierto de Egipto en "Lejos"

Madrid, 9 mar (EFE).- Las entrañas del desierto occidental de Egipto son el escenario de "Lejos", la nueva novela de Yolanda González, que ahonda en un espacio que "guarda la memoria del mundo" y que ofrece la "posibilidad de pensar de otra manera", ha dicho a Efe su autora.

"Lejos" (Espasa) narra un viaje que arranca en El Cairo en el año 2006, con la tensión política desencadenada por las célebres caricaturas de Mahoma como telón de fondo, que pretende transmitir "el deseo de llegar a una lejanía que en realidad no existe", porque las nuevas tecnologías han vuelto transitable lo inaccesible.

Yolanda González, ganadora del premio Café Gijón 2001 por su novela "Las llamas tiemblan", vivió en El Cairo al final de la década de los ochenta y, desde que se lanzó a estudiar Filología Semítica, su vínculo con el mundo árabe no ha dejado de crecer.

Pero el desierto no había despertado en ella "una atracción especial" hasta que en 2005 se embarcó en un viaje que le causó "un gran impacto intelectual", por encima de la experiencia física.

"Lo que más me inquietaba era el hecho de cómo estamos impregnados de información hasta la saturación, hasta perder la noción de lo real", apunta la autora, quien asegura haber sentido "un bloqueo" después del viaje, que le impidió leer prensa y ver la televisión durante un año.

Los personajes, en su mayoría occidentales, se ven atrapados por un desierto desconcertante, que despierta en ellos miedos y sospechas. Yolanda González define este espacio inhabitado como "real y onírico", que despierta una "sensación de libertad engañosa" y que puede "hacer perder todas las referencias con el mundo".

"Por suerte no llegué a vivir esa situación tan angustiosa", bromea la autora, quien asegura que los personajes de "Lejos" no son reales.

Con la idea de "reflejar el modelo del cuaderno de viajes" -explica Yolanda González-, la narración está filtrada por los ojos de Ana, la protagonista, quien trabaja sobre la figura del explorador y los motivos que mueven a los hombres a enfrentarse al desierto.

La novela -donde los personajes están llevados "al extremo", según González- plantea la "confrontación" de la mirada de los primeros exploradores, lejana a una fascinación estética, y la de "ir al desierto a buscar la paz", ha explicado la autora a Efe.

El viaje al desierto motivó a Yolanda González para escribir la novela, pero la megalópolis es, según la autora, "una necesidad de los humanos para agarrarse a la vida". "Me encantan las grandes ciudades -afirma-, son la imagen del oasis perdido y la tenacidad de la vida".