Los Manic Street Preachers, censurados

Los Manic Street Preachers, censurados

Los Manic Street Preachers, censurados

LONDRES, 18 (EUROPA PRESS)

El último disco de los Manic Street Preachers acaba de salir al mercado y ya ha causado polémica. Pero no ésta no ha sido por sus letras, sino por su portada, que algunos comercios han considerado poco apropiada.

En la portada de 'Journal for plague lovers', el último disco de los Manic Street Preachers, que se publicó el lunes, aparece el retrato de lo que podría ser un chico o una chica con lo que parece ser la cara ensangrentada. Hasta tres cadenas de tiendas han decidido distribuir el disco enfundado en un plástico que impide ver la pintura, un óleo del artista británico Jenny Saville.

Según informaciones de 'Music Radar' recogidas por Europa Press, los comercios alegan que algunos de sus clientes podrían considerar inadecuada la imagen de ese chico/chica con la cara ensangrentada dado su contenido violento. La banda, sin embargo, se defiende señalando que los tonos que parecen sangre en ese retrato son parte de la paleta de color habitual en Jenny Saville.

"Si estás familiarizado con su trabajo, hay muchos tonos ocres, marrones y rojos y puede que la gente haya pensado que hemos sido más provocativos de lo que en realidad somos", ha señalado el cantante de los Manic Street Preachers en declaraciones a la BBC. 'Journal for plague lovers' es el noveno disco de estudio de la banda galesa y el primero desde 'Send Away The Tigers' (2007).

La mayor novedad del álbum es que incluye algunas letras compuestas por Richey Edwards. Edwards fue el cantante del grupo en sus orígenes a principios de los años noventa, cuando todavía era una banda -como muchas en Reino Unido- de sonido postpunk. En 1995, Richey Edwards desapareció y no fue hasta 2008 cuando fue declarado oficialmente muerto por el Gobierno británico.

Desde su desaparición, los Manic Street Preachers fueron evolucionando hacia sonidos completamente distintos, convirtiéndose en una banda de rock alternativa de gran éxito. Las letras que se incluyen en el nuevo disco han sido guardadas por sus compañeros de banda desde su extraña desaparición.

El bajo del grupo, en una entrevista con NME recogida por Europa Press explicó que después de guardar esas composiciones durante 14 años, los tres miembros de los Manic sintieron que era el momento de publicarlas. Según Wire, las letras del anterior cantante son muy próximas a uno de los primeros álbumes de la banda, 'The Holy Bible' (1994).