El jesuita nicaragüense Fernando Cardenal explica en un libro cómo intentó unirse a la lucha armada

  • Sevilla, 27 mar (EFE).- El jesuita nicaragüense y ministro de Educación del gobierno sandinista del país entre 1984 y 1990, Fernando Cardenal, ha asegurado hoy que si los dirigentes de la Revolución Sandinista le hubieran pedido ir a la montaña para luchar habría ido, "pero me dijeron que me quedara en la ciudad".

El jesuita nicaragüense Fernando Cardenal explica en un libro cómo intentó unirse a la lucha armada

El jesuita nicaragüense Fernando Cardenal explica en un libro cómo intentó unirse a la lucha armada

Sevilla, 27 mar (EFE).- El jesuita nicaragüense y ministro de Educación del gobierno sandinista del país entre 1984 y 1990, Fernando Cardenal, ha asegurado hoy que si los dirigentes de la Revolución Sandinista le hubieran pedido ir a la montaña para luchar habría ido, "pero me dijeron que me quedara en la ciudad".

Ha sido durante la presentación de su libro "Junto a mi pueblo, con su revolución", cuando ha explicado cómo intentó unirse a la lucha armada "y me explicaban que en la montaña había jóvenes de 18 años que iban a seguir allí mientras que yo sería más útil en la universidad y la iglesia".

En el libro, una crónica política y social de Nicaragua, narra sus memorias sobre el derrocamiento de la dictadura de Somoza y la constitución de la revolución Sandinista -en cuyo gobierno desempeñó el cargo de ministro de Educación- en el que también trata su compromiso con los pobres y su lucha contra la opresión social y la injusticia.

"Participaba en todas las actividades contra esa dictadura sangrienta y criminal", ha explicado Cardenal en referencia a los años anteriores a la revolución, que triunfó el 19 de julio de 1979, "se trataba de preparar el terreno para hacer un trabajo más eficaz para los jóvenes".

Cardenal fue el artífice de uno de los logros más recordados de esta revolución, la Cruzada Nacional de Alfabetización, un proyecto mediante el que se redujo la cifra del analfabetismo en el país.

"Muchos jóvenes adinerados se unieron a este proyecto", y ha recordado cómo se fueron a vivir a las montañas y ayudaron a los campesinos.

Actualmente en Nicaragua gobierna Daniel Ortega con el FSLN, y Cardenal lamenta la corrupción existente aunque se muestra optimista en cuanto al futuro del país gracias a los jóvenes.