El servicio cartográfico Geomadrid podría dejar de ser gratuito para profesionales para compensar pérdidas económicas

MADRID, 16 (EUROPA PRESS) El servicio de cartografía de precisión de la Comunidad de Madrid, Geomadrid, podría dejar de ser gratuito para los profesionales, debido a la cuantiosa inversión que necesita, casi 5 millones de euros en 2008, y a los escasos beneficios que genera, unos 400.000 euros el año pasado, según avanzó hoy el consejero delegado de la empresa pública Tres Cantos, Juan Oñate, encargado de su gestión, durante la Comisión de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio celebrada hoy en la Asamblea de Madrid. Oñate recordó que en 2002 se inició el proyecto Geomadrid y que hoy se ha convertido en una herramienta de vanguardia en cuanto a su innovación tecnológica se refiere y un instrumento "puntero" a nivel internacional, porque requiere un altísimo grado de especialización. Así, Geomadrid dispone de toda información relativa a límites municipales, infraestructuras territoriales, espacios naturales, líneas eléctricas y gaseoductos, parcelaciones catastrales y planes así como actuaciones urbanísticas en los 8.030 kilómetros cuadrados que integran el territorio regional de forma gratuita. El consejero delegado señaló que la inversión en esta iniciativa ha sido superior a los 50 millones de euros. En una fase inicial se gastaron 36 millones, a los que hay que sumar el mantenimiento y actualización de la información web año a año. Para abaratar estos gastos, y ante los "escasos" beneficios obtenidos, Oñate apuntó que este año han paralizado los vuelos para fotografiar el territorio porque "el sistema utilizado es gravoso" y porque, con la crisis económica, hay "muchísimas menos obras" y, por lo tanto, menos variaciones sobre la cartografía actual. Por ello, apostó por otros sistemas que abaraten la información y por otras fórmulas que aumente el nivel de los ingresos de Geomadrid, ya que, a su juicio, hasta ahora el público lo capta como un servicio público, "piden presupuestos pero no quieren pagar el servicio". "Como servicio público no es fácil que esto sea rentable. Esperemos que esos próximos años requiera menos mantenimiento y, a su vez, mantengamos los ingresos indicando que este servicio no puede ser gratuito dirigido a los profesionales. De paso, estamos celebrando o preparando convenios con grandes páginas web donde el acceso a Geomadrid nos deje algún rating de algún tipo", manifestó Oñate. Para mantener equilibradas las cuentas de las empresa pública Tres Cantos, ante las pérdidas económicas que genera Geomadrid, su consejero delegado apuntó que se trabajan en otras actividades urbanísticas, como las plataformas logísticas de Móstoles y Villarejo de Salvanés. "Es un instrumento de desarrollo y urbanización de suelos", remachó. PROYECTO "MASTODÓNTICO" E "INVIABLE" Por su parte, el diputado socialista Antonio Fernández Gordillo aseguró hoy que Geomadrid ha colocado a la sociedad pública en una "difícil situación". Según precisó, el proyecto perdió en 2006 un total de 3,4 millones se euros, 4,6 en 2007, y se estima que 5 millones en 2008 y 5,5 millones de euros en 2009. "El proyecto no era viable ni económica ni técnicamente y estaba financiado por la venta de suelo público de Tres Cantos. No sé para qué quería Geomadrid una red nueva, cuando la propia Comunidad no tiene competencia en la escala municipal. Se metía de lleno y de canto en las competencia municipales, restituyendo los mapas municipales y volcando una cartografía distinta", criticó Fernández Gordillo. En este sentido, acusó a los gerentes del proyecto de no firmar acuerdos de colaboración con los ayuntamientos y con el centro catastral. Por otro ello, señaló que los objetivos, planteamientos y enfoques del "proyecto mastodóntico" de Geomadrid son "inviables", tienen "grandes problemas jurídicos" y generan "serios problemas" a la sociedad pública. "No entiendo con qué objetivo, ni con qué rentabilidad ni económica, social o política se hizo este invento", concluyó el diputado socialista. SERVICIO PÚBLICO "MODÉLICO" En respuesta, el consejero delegado de la empresa pública Tres Cantos recordó que Geomadrid es un servicio público y con un nivel de tecnología y acceso ciudadano "modélico". No obstante, reconoció que la inversión ha sido "cuantiosísima" y que los ingresos son "estrechos". "La utilidad de Geomadrid obedece más a su forma ideológica que a la nuestra", dijo Oñate al parlamentario regional del PSOE. Entre los errores, señaló que la cantidad de sobrecarga de información es tal que cualquier ciudadano que acceda a través de su ordenador "difícilmente" opera con ella y que la página web "no es francamente operativa, aunque se está trabajando para arreglarla". Respecto a la financiación, recordó que se realiza con recursos propios y con el presupuesto de 20 millones de euros de la Comunidad de Madrid, de los 50 millones del total. Por otro lado, señaló que se han firmado acuerdos con bastantes ayuntamientos y con el colegio de registradores, aunque no con el catastro.