La oposición nicaragüense considera un error que Ortega no vaya a Costa Rica

  • Managua, 27 mar (EFE).- La oposición reprochó hoy al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, su inasistencia a la próxima cumbre de gobernantes centroamericanos con el vicepresidente de EE.UU., Joseph Biden, y advirtió de posibles consecuencias negativas para el país.

Managua, 27 mar (EFE).- La oposición reprochó hoy al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, su inasistencia a la próxima cumbre de gobernantes centroamericanos con el vicepresidente de EE.UU., Joseph Biden, y advirtió de posibles consecuencias negativas para el país.

"El ego" de Ortega es la principal razón para no asistir a esa reunión, afirmó hoy el líder liberal opositor Eduardo Montealegre, quien opinó que Nicaragua puede perder "la posibilidad de conseguir apoyo" por no asistir a la cita programada para el 30 de marzo en Costa Rica.

El líder sandinista ha justificado su ausencia en esa reunión porque "ese primer intercambio" ha sido organizado por los Gobiernos de Estados Unidos y Costa Rica, al margen del Sistema de Integración Americana (SICA), cuya presidencia está a cargo de Nicaragua actualmente.

Además de Ortega, que enviará al vicecanciller, Manuel Coronel, en representación, también faltará a la reunión el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, por motivos similares.

El jefe del grupo parlamentario oficialista, Edwin Castro, dijo hoy a la prensa que ese encuentro debió organizarse a través de la presidencia temporal del SICA, que ejerce Nicaragua, para darle un carácter integracionista y regional, y no de forma bilateral entre EE.UU. y Costa Rica.

La oposición, empresarios y obispos nicaragüenses han criticado a Ortega por no asistir a la cita con Biden en Costa Rica.

Montealegre, diputado, ex canciller y el segundo candidato presidencial más votado en las elecciones de 2006, que ganó Ortega, señaló que en esa reunión el presidente de Nicaragua podría haber abogado con Biden para que Washington destrabara 64 millones de dólares de ayuda al país que mantiene congelados.

Antonio Lacayo, ministro de la Presidencia durante el Gobierno de Violeta Chamorro (1990-1997), ha calificado como un "tremendo error" de Ortega el no asistir a esa reunión.

"Ortega, me da la impresión, o no sabe cómo hablarle a ese nuevo Estados Unidos liderado por Barack Obama o tiene temor de enfrentar al presidente de Venezuela, Hugo Chávez", apuntó.

Según Lacayo, Chávez ha orientado a Ortega y a Zelaya, que son sus aliados en Centroamérica, para no asistir a ese encuentro.

Es una decisión "extraña" y sin "lógica política, ni sentido social ni económico", dijo, por su parte, el ex vicecanciller Víctor Hugo Tinoco, actualmente disidente sandinista y diputado opositor.

Estados Unidos decidió el 11 de marzo pasado que si en 90 días el Gobierno de Managua no resuelve las dudas sobre las elecciones municipales de 2008 "sería muy difícil" reactivar las ayudas por 64 millones de dólares al país centroamericano.

Los resultados oficiales de esos comicios dieron una victoria mayoritaria al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), al que pertenece Ortega.

La oposición nicaragüense rechaza estos resultados con el argumento de que hubo violaciones a la ley, irregularidades y "un fraude masivo", por lo que pide la anulación de las elecciones o un recuento de votos.

El consejo directivo de la Cuenta Reto del Milenio (CRM), presidido por la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, decidió no cortar definitivamente esta ayuda sino suspenderla hasta que la administración de Ortega haga un "cambio significativo" en su forma de gobernar.

La Unión Europea (UE) también congeló 31,7 millones de dólares de ayuda a Nicaragua tras las elecciones municipales, porque a su juicio el país ha incumplido los requisitos de gobernabilidad, transparencia y respeto de los derechos humanos.

El encuentro con Biden, quien estará acompañado por su esposa, Jill Biden, será el primer acercamiento oficial de la administración de Obama con la región centroamericana desde su inicio en enero pasado.