El príncipe Felipe reclama más atención para Iberoamérica

  • Hertfordshire (R.Unido), 18 may (EFE).- El príncipe de Asturias defendió hoy el gran potencial cultural, económico y político de Iberoamérica, una región a la que "el mundo, particularmente Europa y Norteamérica, debería prestar más atención".

El príncipe Felipe reclama más atención para Iberoamérica

El príncipe Felipe reclama más atención para Iberoamérica

Hertfordshire (R.Unido), 18 may (EFE).- El príncipe de Asturias defendió hoy el gran potencial cultural, económico y político de Iberoamérica, una región a la que "el mundo, particularmente Europa y Norteamérica, debería prestar más atención".

Ante directivos y ejecutivos del mundo de la comunicación, el marketing e internet reunidos en la conferencia "Zeitgeist Europe 2009", organizada por Google cerca de Londres, el heredero de la corona pidió atención para una comunidad que forma parte del "gran área atlántica de democracia, estabilidad y desarrollo".

Felipe de Borbón definió Iberoamérica como "un gran espacio diverso, unido, mestizo, con un enorme potencial y abierto al mundo" formado por "22 Estados soberanos, independientes e iguales", que en las últimas dos décadas se ha convertido en "un actor global".

Coincidiendo con los bicentenarios de independencia de las repúblicas americanas de la corona española, el príncipe de Asturias subrayó que la dimensión iberoamericana "es una parte esencial de nuestro pasado y de nuestro presente" y que España no puede ser plenamente comprendida "sin nuestro alma iberoamericana".

"De muchas maneras, somos inseparables", dijo el príncipe, que hizo una presentación en "power point" para explicar el calado de las relaciones de España con las naciones del otro lado del Atlántico y para expresar su convencimiento de que la región "debería tener una presencia creciente en la escena internacional".

"Merece mayor atención dada su potencial contribución a la gobernabilidad del mundo en la nueva realidad económica y geopolítica", manifestó Felipe de Borbón, quien aseguró que "Iberoamérica no es el producto de una construcción intelectual o una reliquia histórica, sino de una realidad viva".

Se trata, subrayó el heredero de la corona española, de "una realidad que ha cimentado una nueva conciencia colectiva por encima de nuestra diversidad y de nuestras diferencias ocasionales, muy lejos del espíritu de la época colonia o de las tensiones de la independencia".

Este espíritu se ha plasmado en las Cumbres Iberoamericanas, a las que el príncipe se refirió como "un espacio importante para concertar políticas" y como un instrumento de "auténtica cooperación internacional", ya que "han fortalecido la democracia y han unido a parte de los dos continentes más democráticos en el planeta".

Juega en ello un papel decisivo el peso cultural del "español o castellano", la lengua materna de casi 450 millones de personas, lengua oficial de 20 países y con una pujante presencia en Estados Unidos, donde ya es hablado por 50 millones de personas.

El español, recordó, es la segunda lengua extranjera más estudiada, por detrás del inglés, y la tercera más empleada en Internet en lo que se refiere al número de volumen de páginas en la red (por detrás del inglés y del alemán), y en lo que se refiere al número de usuarios (por detrás del inglés y del mandarín).

Sólo en el caso de España, el valor de la lengua representa en términos económicos un 15% del PIB, subrayó.

El príncipe también destacó las buenas cifras macroeconómicas de la región, que por primera vez en la Historia ha vivido un periodo expansivo sin excepciones, con un PIB global de 3 billones de dólares, lo que representa un 10% de la economía mundial.

Este impulso económico ha permitido que "50 millones de personas hayan salido de la pobreza en los últimos años, aunque el príncipe de Asturias reconoció que "queda mucho por hacer, especialmente en áreas como la distribución de los ingresos y en la igualdad".

La región, destacó, cuenta con 145 millones de usuarios de internet en la actualidad y ha sido "el principal receptor de inversión en telecomunicaciones entre 1990 y 2005".

"Ya no se trata de una región aislada, sino que de manera creciente está afirmando su peso y su rol en la escena internacional", concluyó el príncipe, que también expresó la intención de España de apoyar una mejora de la relación futura entre la nueva administración de Estados Unidos e Iberoamérica.

"El tono y los primeros pasos (dados por el presidente Barack Obama) apuntan a que se esta avanzando en la dirección correcta", dijo.

Además del príncipe, en la conferencia organizada por Google participaron el ministro británico de Empresa, Peter Mandelson, la ex presidenta irlandesa Mary Robinson,el príncipe Haakon de Noruega, el director general de la BBC, Mark Thompson, y el director del diario español "El Mundo", Pedro J. Ramírez, entre otros.