Gervasio Sánchez ensalza la "valentía" de los mutilados por las minas antipersonales

  • Madrid, 25 mar (EFE).- El veterano periodista español Gervasio Sánchez ensalzó hoy "la gran dignidad" y "la valentía tremenda" con la que se enfrentan al dolor las personas mutiladas por las minas antipersonales cuyo ejemplo le sirve "casi como terapia" frente al horror de las guerras.

Madrid, 25 mar (EFE).- El veterano periodista español Gervasio Sánchez ensalzó hoy "la gran dignidad" y "la valentía tremenda" con la que se enfrentan al dolor las personas mutiladas por las minas antipersonales cuyo ejemplo le sirve "casi como terapia" frente al horror de las guerras.

Sánchez recibirá este jueves en Madrid el Premio Internacional de Periodismo Rey de España en la categoría de Fotografía por unas imágenes de la serie "Vidas minadas, 10 años después", sobre el impacto de estas armas sobre las poblaciones de los países más minados del mundo.

"Las fotos resumen un poco el drama de las víctimas. A uno le faltan las piernas, otro es ciego, a otro le falta un ojo, a otro una mano, pero, por otro lado, tienen que ver con la dignidad de las víctimas y la lucha por la supervivencia", explicó el periodista a Efe.

Así, destacó cómo las personas que aparecen en sus fotografías, "personas que eran jóvenes, ahora son viejos", "personas que eran niños, ahora son adultos", "algunos han tenido hijos, se han casado, han seguido estudiando" y en algunos casos "han llegado a la Universidad".

"Estos me fascina de estos seres humanos. Me sirve casi como terapia. Después de ver las cosas que llegas a ver en la guerra, ves esta parte más valiosa de los seres humanos luchando por dignificar su vida. En vez de ir al psicólogo, fotografío estas vidas", añadió.

Sánchez comenzó "hace más de trece años" este proyecto, porque, confesó, "estaba cansado de hacer" el periodismo de instantes.

"Cuando yo empecé 'Vidas Minadas' llevaba más de una década cubriendo conflictos armados. Yo iba a las guerras, tomaba una foto, hacía textos, veía un tío que me contaba su vida, me servía como una buena historia y luego ya no sabía qué pasaba con él", indica.

"Luego llegó un momento en que yo empecé a creer que las historias sin nombre y apellidos, sobre todo las historias de personas dañadas por la guerra, no son admisibles".

En 1995, emprendió su proyecto fotográfico "Vidas Minadas" sobre el impacto de las minas antipersonales sobre las poblaciones de los países más minados del mundo, entre ellos Afganistán, Angola y Camboya, que concluyó en 1997 con un libro y una exposición.

Ese proyecto, organizado por las organizaciones no gubernamentales Manos Unidas, Médicos Sin Fronteras e Intermón, tuvo su continuidad: en 2002, Sánchez publicó "Cinco años después. Vidas Minadas" y en 2007, "Vidas Minadas, 10 años después".

Y, "casi seguro", habrá un "Vidas Minadas, 25 años después": "Dejarlo ahora sería como estúpido por mi parte. Aparte, estas historias cuentan más el drama de la guerra, que todos los números que metemos normalmente en las crónicas. Son historias que dignifican al ser humano y permiten batallar por una causa".

Por eso, a su juicio, los premios que le conceden por estos trabajos son "muy importantes, porque permite hablar "en nombre de las víctimas" y señalar "claramente" quienes son los responsables de las guerras, que están en "los países del primer mundo", "incluido España", y "las grandes multinacionales".

Los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España, que anualmente entregan la Agencia EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), serán entregados este jueves por los reyes de España Juan Carlos I y Sofía.