Migoya sostiene que el Ayuntamiento de Oviedo debería de colaborar "por responsabilidad" en la implantación de la TDT

OVIEDO, 30 (EUROPA PRESS) La Consejera de Administraciones Públicas y portavoz del Gobierno del Principado, Ana Rosa Migoya, pidió hoy la colaboración del Ayuntamiento de Oviedo para adaptar la Televisión Digital Terrestre (TDT) a casi 50.000 ovetenses que reciben la señal de televisión por el repetidor del Naranco. "Por responsabilidad el Ayuntamiento de Oviedo debería de colaborar con el Principado para favorecer la adaptación a la TDT, que es irreversible", apuntó. Migoya realizó estas manifestaciones a los periodistas antes de clausurar la jornada centrada en el desarrollo de la Televisión Digital Terrestre 'Un año para el apagón analógico' que se celebró hoy en el salón de actos del Edificio Administrativo de Servicios Múltiples. La portavoz del ejecutivo asturiano explicó que, además de Oviedo, existen localidades de la zona centro en Asturias donde el apagón analógico se adelantará al 30 de junio de este año. Las zonas afectadas serán Tudela Veguín; Santa Eulalia de Morcín y San Pedro de Nora (Las Regueras). Migoya manifestó que el ejecutivo asturiano aprobó en Consejo de Gobierno un fondo de 23.500.000 euros para "afrontar el reto de la transición de la televisión analógica a la digital" con la intención de que el nuevo sistema "llegue a todos los hogares de Asturias". "Desde el año 2007 el ejecutivo asturiano ya ha invertido en esta materia 1.850.000 euros", añadió. De los más de 23 millones de euros, el ejecutivo invertirá 10.160.000 euros con el fin de permitir digitalizar todos los repetidores que son de titularidad del Principado. Esta medida abarca a 163 repetidores de los 182 que existen, ya que 19 están actualmente digitalizados. Otra de las partidas que asciende a 13.248.000 euros va a permitir la digitalización de 131 repetidores gestionados por otros operadores de telecomunicación. "La señal digital para el resto de Asturias prevista para el 3 de abril de 2010 será más costosa y llevará mucho más trabajo debido a la dispersión de la población asturiana", señaló Migoya. "UN BIEN PÚBLICO BÁSICO""Lo que pretende el Gobierno es que cuando llegue esta fecha ningún asturiano se quede sin señal de televisión ya que entiende esta medida es un bien público básico, es decir, una cuestión social", señaló la consejera. Por ello, la portavoz del Gobierno aseguró que el Gobierno regional "va a poner todas las medidas informativas y económicas". Los vecinos de Oviedo serán informados en su televisión por medio de un título que saldrá en la pantalla a mediados del mes de mayo. Por su parte, los vecinos de las otras localidades tendrán información en sus ayuntamientos y en puntos de información concretos que se habilitarán para ello. "El adelante de la señal de TDT en estas zonas es una ventaja ya que no coincide con el apagó analógico general y así se puede llevar a cabo con más tranquilidad", sostuvo Migoya y añadió que "ningún ovetense se quedará sin ver la televisión digital el 30 de junio". Por último, la portavoz del Gobierno regional señaló que el ejecutivo asturiano también invertirá en 2009, la cantidad de 650.000 euros para subvencionar a las comunidades de vecinos las adaptaciones de la antena para el paso a la TDT. "Hay presupuesto suficiente para continuar con las ayudas a las comunidades de vecinos para facilitar la adaptación a la televisión digital", aseguró la consejera.