RSF denuncia agresiones a la prensa extranjera durante el aniversario del seísmo

  • Pekín, 13 may (EFE).- La organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras (RSF) condenó las agresiones a periodistas extranjeros durante la cobertura del aniversario del terremoto de Sichuan, tras varios incidentes de este tipo, entre ellos el sufrido ayer por un equipo de Televisión Española (TVE).

RSF denuncia agresiones a la prensa extranjera durante el aniversario del seísmo

RSF denuncia agresiones a la prensa extranjera durante el aniversario del seísmo

Pekín, 13 may (EFE).- La organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras (RSF) condenó las agresiones a periodistas extranjeros durante la cobertura del aniversario del terremoto de Sichuan, tras varios incidentes de este tipo, entre ellos el sufrido ayer por un equipo de Televisión Española (TVE).

RSF explicó, a través de un comunicado, que han sido "muchos los casos de presión, violencia y amenazas" recibidos, y pidió a China que permita a los periodistas contactar con las víctimas y familiares de los fallecidos.

El mes pasado Pekín informó de una nueva normativa para los periodistas extranjeros interesados en cubrir el aniversario del terremoto de Sichuan, que exigía un registro de los enviados a la zona.

En estos registros, ayer el equipo de TVE, que intentaba grabar una escuela destruida por el terremoto de Sichuan, resultó agredido por la policía, y un ciudadano local fue detenido al preguntar a las autoridades qué sucedía con este grupo de periodistas.

"¿Por qué las autoridades chinas persisten en impedir que los periodistas extranjeros lleven a cabo su trabajo durante el aniversario del terremoto de Sichuan, cuando en 2007 permitieron a más de 700 reporteros trabajar libremente en China, con excepción del Tíbet?", se pregunta la ONG.

Además, "las autoridades chinas acusan a los reporteros de ser los causantes de los problemas" ocurridos, dijo RSF.

Como ejemplo, RSF citó a Hou Xiongfei, número dos del departamento de la propaganda de Sichuan, quien aseguró recientemente que "los periodistas extranjeros no vienen a la zona de la catástrofe para entrevistar, sino para incitar a la gente y pedirles que se organicen (contra el gobierno)".

China está considerado por organizaciones como Amnistía Internacional y Reporteros Sin Fronteras como uno de los países más represivos del mundo con la prensa, con más de una veintena de periodistas nacionales encarcelados, del total de 125 en todo el mundo.

El Club de Corresponsales Extranjeros de China (FCCC, siglas en inglés) registró el año pasado un total de 178 incidentes similares contra periodistas extranjeros, una cifra superior a los 160 contabilizados el año anterior, a pesar de las promesas de garantizar la libertad de prensa.