Calvin Klein muestra sus propuestas en Nueva York

  • Nueva York, 15 feb (EFE).- La casa Calvin Klein presentó hoy, por primera vez en una década, su colección masculina en Nueva York de la mano de su diseñador Italo Zucchelli, mientras que Max Azria y sus propuestas para Hervé Leger lo hizo para una mujer urbana, sensual y sofisticada.

Calvin Klein muestra sus propuestas en Nueva York

Calvin Klein muestra sus propuestas en Nueva York

Nueva York, 15 feb (EFE).- La casa Calvin Klein presentó hoy, por primera vez en una década, su colección masculina en Nueva York de la mano de su diseñador Italo Zucchelli, mientras que Max Azria y sus propuestas para Hervé Leger lo hizo para una mujer urbana, sensual y sofisticada.

Tras once años desfilando en Milán, Zucchelli eligió la presente edición de la Semana de la Moda de Nueva York para regresar "al hogar de Calvin Klein", dijo hoy en una entrevista con Efe, en la que aseguró que sus nuevas apuestas, muy elegantes y con tejidos innovadores, son "un homenaje" a la Gran Manzana.

"Durante bastante tiempo quería traer la colección masculina a Nueva York, el lugar donde todo empezó", explicó el italiano, para quien sus nuevas apuestas, de nuevos tejidos y con cortes limpios y masculinos, constituyen "una celebración de Nueva York".

Zucchelli aseguró que su intención fue crear "una colección fuerte y dura, muy masculina, con la que se pueda identificar el hombre", algo que tradujo en trajes llenos de elegancia, en su mayoría monocromáticos y definidos por unas siluetas de líneas angulares.

"En estos tiempos en los que todo el mundo siente miedo, me propuse dar un mensaje de poder y de positivismo", dijo el creador italiano que sorprendió al público con el uso de materiales industriales poco comunes, como el neopreno.

Según Zucchelli, se trata de "un nuevo material que nunca se ha utilizado para ropa y cuya técnica proviene de un lugar en Italia en el que crean sillines de bicicleta", con el que consiguió imprimir un aspecto muy moderno a distintas piezas.

"Quería mostrar las dos caras de Calvin Klein: la clásica y la futurista. Queremos prendas urbanas y reales, que se puedan llevar, pero que miren también hacia el futuro", explicó el modisto, que presentó una colección en la que no faltó el gris icónico de la firma en distintas tonalidades, del marengo, al zinc o las tonalidades más pizarra, sin olvidar el negro y los azules.

Por su parte, Max Azria presentó hoy su colección de prêt-à-porter para au marca Hervé Leger, en la que dio paso a una mujer urbana y muy sofisticada, para quien ha diseñado vestidos, con siluetas de hombros muy marcados.

Azria optó para sus creaciones por toda una gama de colores beiges, bronces, verdes, marrones y negros mezclados con estampados exóticos, incluidos los de piel de serpiente, y las combinó con botas altas, botines y sandalias de altísimos tacones.

Precisamente en ese desfile, en el que estuvieron presentes famosas como la actriz Lucy Liu y la modelo Sofia Bush, los impresionantes tacones unidos a una tarima de madera como pasarela ocasionaron más de un traspié a las modelos.

Azria, en declaraciones a Efe, abordó también el impacto de la crisis en el mundo de la moda para recomendar que "cuando uno está en una situación de crisis tan grande como la actual, lo más importante es tener una gran conexión con quienes llevan tus creaciones".

"Creo que la Fashion Week es un buen activo, y que la moda puede ayudar a la gente a tener una actitud optimista y a comunicarse", dijo el diseñador que, instalado en Estados Unidos, ha aportado a la moda femenina estadounidense un toque de la elegancia y sofisticación europea.

Otro de los diseñadores que presentó durante esta jornada sus apuestas para el próximo otoño-invierno fue el peruano Sergio Dávila, quien mostró una colección urbana para hombre y mujer en la que lo sofisticado se da la mano con la calidez de los tejidos naturales de su Perú natal.

"Mi inspiración ha sido la sofistificación que trajeron los virreyes que llegaron a América hace siglos y lo he mezclado con las ideas que los aborígenes, muy talentosos con los tejidos, también tenían", dijo Dávila en una entrevista con Efe.

El peruano presentó unas veinte creaciones para hombre y seis para mujer, en las que volvió a hacer gala de su gusto por los 'looks' urbanos, más extremados en esta ocasión, elaborados con tejidos naturales como el algodón, el cachemir y las lanillas peruanos.

El azul pizarra, el marrón chocolate y el verde olivo estuvieron presentes en unas prendas en las que el negro estuvo ausente, ya que, según el diseñador, "en estos tiempos de crisis, la ropa debe alegrarte y ¿quién quiere vestir todo de negro?".