La primavera nuestro armario altera


Ilustración cedida por Personal Shopper School.

Ilustración cedida por Personal Shopper School.

Primavera, 20º, llueve y a los diez minutos sale el sol, viento un poco fresco… ¿qué me pongo? Los días de transición entre el frío y el calor hacen que combinemos prendas de distintas temporadas sin sentido. Por la calle nos cruzamos con gente en sandalias mientras nosotros llevamos botas y subimos en el ascensor con alguien que combina un vestido de verano con un abrigo. Los hombres tienen menos problemas, pero la primavera, además de alterar la sangre, descoloca a muchas mujeres que llegado el momento no saben por qué apostar. Hablamos con Eva Gómez-Cuétara, profesora de moda y tendencia de la escuela Personal Shopper School, para que nos de las claves para ir a la última y no pasar ni frío ni calor.

Empecemos por los pies. "Esta primavera marcan tendencia los zapatos Peep Toe, los que van ligeramente abiertos por delante". En días como hoy también podemos apostar por elcalzado semicerrado, las bailarinas, las botasde media cañao los botines. Las más atrevidas seguro que lucirán sandalias. "Lo que no hay que llevar ya son medias".En cuanto al bolso, esta primavera las carteras de mano están de moda. “No hace falta que sean del mismo color que los zapatos”. Es más, para los trendy, persona que van muy a la moda, no hace falta ni que peguen. En cuanto a los complementos, mejor cuanto más grandes.

A la hora de elegir vestuario lo más acertado esoptar por prendas de primavera combinadas con un blazer, un trench o una cazadora. El abrigo no hay que volverlo a sacar del armario. Si vamos a salir de compras, las recomendaciones de Eva Gómez-Cuétara son claras: "hay que tener un buen fondo de armario".El pantalón blanco o crudo, ya sea pitillo, recto o estilo pijama, y el vaquero desgastado no deberían faltar en él. Otras prendas imprescindibles son dos minivestidos, uno para el día y otro para la noche, una microfalda ochentera negra, camisetas amplias y retro, y una camisa blanca, "que este año se llevarán hasta en la playa, encima del biquini".

En cuestión de colores la paleta es muy amplía. "Están de moda desde lostonos fluor más llamativos (frambuesa, rojo, azul eléctrico), a lo más apagados como el nude o tono maquillaje. "Esta temporada loscolores metalizados se verán mucho, así como elclásico dúo blanco-negro y los tonos marineros (azul, blanco y rojo).

Consejos made in USA

Todos estos consejos son los que están aprendiendo a dar los alumnos de la escuela Personal Shopper School de Madrid. En Estados Unidos en casi todos los centros comerciales existe la figura del Personal Shopper. González-Cuétara, al igual que el resto de socias fundadoras de la escuela, se percataron de la falta deeste perfil en el mercado laboral español al regresar de allí, así como de centros donde aprender la materia. Así nació la escuela, una de las primeras en España.

Un Personal Shopper es una persona que compra cosas para otra, pero no tiene que ser necesariamentede moda, también existe esta figura en el mundo de la tecnología o el arte. En cuanto a la moda, de lo que se trata es de analizar al cliente, saber qué colores le favorecen más y prendas le sientan mejor hasta conseguir una imagen óptica perfecta. "Pero en la escuela vamos más allá y, por ejemplo, también enseñamos protocolo", puntualiza.

Una famosa que nunca deja indiferente a Gómez-Cuétara es Penélope Cruz. "El pelo, el maquillaje, verla con un vestido Chanel, un Dior… siempre llama la atención", nos confiesa. Conseguir ir a la moda sin dejar nunca indiferente a nadie ya es posible, dejándose asesoras por un Personal Shopper, cuyos servicios se pueden pagar por horas o por servicios.