Propuestas "sin artificios" y lencería en el último día de Cibeles Novias

  • Madrid, 24 abr (EFE).- El último día de la pasarela Cibeles Madrid Novias cierra hoy con un novedoso desfile de lencería nupcial y las propuestas de Elio Berhanyer y Javier Larrainzar, que muestran colecciones sin excesos ni artificios que pretenden otorgar un mayor protagonismo a la contrayente.

Propuestas "sin artificios" y lencería en el último día de Cibeles Novias

Propuestas "sin artificios" y lencería en el último día de Cibeles Novias

Madrid, 24 abr (EFE).- El último día de la pasarela Cibeles Madrid Novias cierra hoy con un novedoso desfile de lencería nupcial y las propuestas de Elio Berhanyer y Javier Larrainzar, que muestran colecciones sin excesos ni artificios que pretenden otorgar un mayor protagonismo a la contrayente.

Nueve diseñadores y firmas exponen en la última jornada de la pasarela, en la que destacan, además de las propuestas de Berhanyer y Larrainzar, los vestidos de novia de Petro Valverde para el próximo año.

Para Berhanyer "no existe un estilo definido para un traje, sino que la mujer debe acentuar con él su propia personalidad", mientras que Larrainzar apuesta por una "novia sencilla de líneas depuradas y elegantes sin exceso de ornamentación", han explicado en declaraciones a la prensa.

A pesar de la diferencia entre cada colección, ambos diseñadores coinciden en la ausencia de artificios y en el planteamiento de vestir a una novia de manera cómoda, elegante, sofisticada y femenina, cuya "personalidad" otorgue a cada creación un estilo propio.

La propuesta de Berhanyer representa una fusión de estilos inspirados en las influencias clásicas, con colores que van del blanco roto a las tonalidades pastel.

En su colección predominan los diseños desmontables realizados con organzas, mikados, encajes y gasas decoradas con aplicaciones bordadas y pedrería.

Larrainzar, en su apuesta por las novias sencillas, ha elegido materiales delicados, como la muselina de seda o el mikado, confeccionados para esculpir la silueta de la novia.

Aplicaciones en cristal, delicados pliegues y encajes, "enriquecen e incrementan el valor estético de las propuestas", según el diseñador.

En Cibeles Madrid Novia ha generado expectación, por su novedad, el desfile de lencería nupcial, en el que la firma Emperatriz ha mostrado lo que define como "una colección seductora y atrevida", compuesta por más de una veintena de piezas elaboradas con tejidos tradicionales y de última generación (tules, rasos, gasas, bordados y encajes).

Otro de los pases más esperados hoy ha sido el de Petro Valverde (el segundo de la jornada), que ha mostrado una colección que incluye grandes volúmenes y vestidos etéreos.

En líneas generales: diseños sobrios, cortes sencillos y escotes que dejan ver el final del hombro, con una medida calculada para destacar el cuello y el talle de la mujer.

En declaraciones a Efe, Pola Iglesias, directora de la pasarela y de la feria nupcial "Puerta de Europa" -eventos que se celebran conjuntamente en Ifema-, ha asegurado que "el resultado de Cibeles Madrid Novias ha sido "muy bueno".

"La combinación de ambos eventos ha atraído más compradores a la feria y ha permitido que se observen las colecciones en vivo, con un nivel y una puesta en escena más elevada que en otros certámenes nupciales", ha dicho.

Ha destacado que, tras Italia, España se sitúa como el segundo país del mundo en el que más presupuesto se dedica a la compra del vestido de novia, unos 1.800 euros de media.

Sobre la salida que tienen al mercado las propuestas de los diseñadores que participan en esta pasarela, ha afirmado que tienen una "buena acogida" y que representan en torno al 15 por ciento de las ventas.

El precio medio de una confección firmada por un diseñador oscila entre los 3.000 y 5.000 euros.