Carmena asegura que el monumento a la revolución húngara de 1956 recuerda que "sin libertad no hay desarrollo"


MADRID|

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha asegurado este miércoles durante la inauguración del monumento a la revolución húngara de 1956 en el distrito de San Blas-Canillejas que este recordará que "sin libertad no hay desarrollo ni florecimiento de la humanidad".

"Quiero que quede constancia en este parque de qué tuvieron que hacer los húngaros para recuperar la libertad, porque efectivamente no hay posibilidad de que haya desarrollo, florecimiento de la Humanidad sin libertad, y por eso me parece tan importante hacer un homenaje en Madrid", ha explicado Carmena ante los presentes en el parque de la calle Budapest.

En el acto han estado presentes, entre otros, la embajadora de Hungría, Enikö Györi; el presidente de la Asamblea Nacional Húngara, László Köver; portavoces y representantes de los grupos municipales del Ayuntamiento de los cuatro grupo municipales; la concejala del distrito, Marta Gómez Lahoz, y miembros de la comunidad húngara en Madrid.

Carmena, quien ha recordado que accedió de inmediato a dar el 'sí' a la propuesta de la embajada húngara, ha añadido que espera que el monumento sea "un ejemplo de la mejora constante de la humanidad, porque la humanidad siempre camina hacia adelante".

"Como alcaldesa me siento orgullosa de permitir que nuestros parques y jardines se llenen de historias de otros países, porque si sufren en un país sufrimos nosotros; si sufren en Siria, nosotros tenemos que sufrir con ellos; si sufren los refugiados, nosotros con ellos", ha señalado la alcaldesa de Madrid.

El monumento, que consiste en una muralla partida por la mitad con trozos de cadenas y una llama en el medio, ha sido realizado por el artista de origen húngaro afincado en España Zoltán Gábor. Tras destapar la escultura, las autoridades han depositado coronas de flores ante la misma.

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid del pasado 30 de marzo acordó por unanimidad de todos los grupos políticos la colaboración, en el marco de las competencias municipales, con la iniciativa de la Embajada de Hungría en España y de la comunidad húngara en la ciudad para que se erigiese en un espacio público un monumento en homenaje a esta revolución cuando se conmemora el 60º aniversario de este hecho histórico.

QUEJAS VECINALES

Entre los asistentes a la inauguración se encontraba la presidenta de la asociación de vecinos Las Musas-Las Rosas, Daniela Lillo, quien ha mostrado la disconformidad de los vecinos por haber elegido dicho emplazamiento y por la opacidad por parte del Ayuntamiento en la comunicación del monumento.

"Mandé un escrito a primeros de septiembre a la secretaría de la concejala-presidenta de la Junta --de San Blas-Canillejas-- para que nos explicara el proyecto y no nos ha respondido aún", ha criticado Lillo, para quien "no se ha consultado nada a nadie".

Además, la presidenta de la asociación de vecinos ha asegurado que la ubicación del monumento quita espacio para que los niños jueguen "en uno de los pocos parques del barrio". "Si van por libre --el Ayuntamiento-- igual la asociación también tiene que ir por libre, ¿o es que ahora las parcelas municipales las vamos a vender al mejor postor?", ha concluido.