Cultura.- El santuario ibérico del Tossal de la Malladeta en Villajoyosa (Alicante) se utilizó hasta el siglo

ALICANTE, 23 (EUROPA PRESS)

Las excavaciones que se están realizando en el santuario ibérico del Tossal de la Malladeta en Villajoyosa (Alicante), a lo largo de este mes de abril, han permitido confirmar que el viejo santuario ibérico costero se mantuvo en uso hasta al menos el reinado del emperador Nerón, poco después de mediados del siglo I después de Cristo, según informaron en un comunicado fuentes municipales.

El alcalde de Villajoyosa, Jaime Lloret, y la concejala de Cultura, Loli Such, visitaron hoy estos trabajos arqueológicos, que forman parte del proyecto científico internacional 'Villajoyosa Ibérica', que ha llegado a su quinta campaña de excavaciones, y en el que participa el Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia. Con este proyecto, el Ayuntamiento de Villajoyosa continúa con su "intensa colaboración con organismos de investigación internacionales para el estudio del excepcional patrimonio arqueológico local".

La información obtenida a través de las excavaciones pone una fecha "bastante aproximada" al abandono del santuario ibérico. Esto coincide con otros yacimientos, similares donde también se ha constatado su ocupación hasta comienzos del siglo I después de Cristo.

Los arqueólogos responsables de la excavación del proyecto 'Villajoyosa Ibérica' destacan, además, que este hallazgo "da fe del respeto que la civilización romana tenía hacia otras religiones de los territorios conquistados, ya que en muchos lugares sagrados se construyeron templos y se hicieron monumentos con los antiguos santuarios, desde Oriente hasta la Península Ibérica".

La concejala de Cultura, Loli Such, resaltó la "trascendencia" de esta quinta campaña de excavaciones porque "los materiales romanos encontrados han confirmado que el viejo santuario ibérico se mantuvo en uso, tolerado y posiblemente potenciado por el poder romano, hasta la concesión del estatuto de municipium a Villajoyosa en el año 74 d.C. por el emperador Vespasiano, un privilegio que sólo poseen 10 ciudades de la Comunitat Valenciana", recordó.

Con la concesión del estatuto de ciudad latina, "los cultos religiosos se trasladaron a nuevos templos construidos en el propio núcleo urbano, bajo la actual Villajoyosa".

La zona del yacimiento de La Malladeta, en la que se está trabajando actualmente, se diferencia de las excavadas en campañas anteriores por una presencia mucho mayor de cerámicas finas imperiales, procedentes sobre todo de Italia y del sur de Francia; de recipientes de vidrio soplado; de lámparas de aceite de oliva de cerámica decorada y otros objetos característicos imperiales.

Varios de los fragmentos de lámparas de aceite presentan una decoración con rostros de divinidades romanas, como Sileno, el dios menor de la embriaguez y de los bosques en la mitología griega y romana, una divinidad que poseía una sabiduría especial y el don de la profecía.

NUEVOS FRAGMENTOS DE ESTATUAS

Además, en el yacimiento han aparecido nuevos fragmentos de estatuas de cerámica con la representación de la diosa madre mediterránea, de la que ya habían aparecido otros fragmentos en anteriores excavaciones, y una cuenta de un collar de gran tamaño, de la época púnica, realizada en pasta de vidrio y decorada con ojos, un motivo que se utilizaba contra el mal de ojo.

Las excavaciones concluirán mañana y forman parte del proyecto Villajoyosa Ibérica, una iniciativa que lleva a cabo una misión arqueológica francesa del Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS) y el Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia. El proyecto se enmarca, a su vez, en el de 'Urbanisme et architecture de l'Age du Fer en Espagne Orientale', que dirige Pierre Rouillard.

Rouillard es un investigador de reconocido prestigio internacional, director de investigación del CNRS, vicerrector de Investigación de la Universidad París-10 y director de la prestigiosa institución científica Maison René Ginouvès, Archéologie et Ethnologie.

Por su parte, el consistorio del municipio alicantino, a través de la Sección Municipal de Arqueología, Etnografía y Museos, aporta sus instalaciones, laboratorios de restauración e investigación, almacenes y salas de exposición, personal especializado en Arqueología y Restauración, así como una parte de la financiación. También participa en el proyecto el Área de Arqueología de la Universidad de Alicante.

Además, el proyecto Villajoyosa Ibérica supone "una buena oportunidad para estudiantes y nuevos licenciados de la Universidad de Alicante de completar su formación realizando trabajo arqueológico de campo", ya que una veintena de estudiantes y arqueólogos franceses y otros tantos españoles han participado en esta campaña de trabajos arqueológicos, resaltaron desde el Ayuntamiento.