El Ayuntamiento restaura el Crucero de Santa Marta y el monumento a la Tolerancia diseñado por Chillida

SEVILLA, 15 (EUROPA PRESS)

La Concejalía de Infraestructuras para la Sostenibilidad del Ayuntamiento de Sevilla, a través de su Servicio de Coordinación y Conservación de Vía Pública, ha iniciado trabajos de consolidación del Crucero de Santa Marta y comenzará a continuación con los trabajos de conservación en el Monumento a la Tolerancia.

Tal y como anunció en un comunicado el primer teniente de alcalde y concejal de Infraestructuras para la Sostenibilidad, Antonio Rodrigo Torrijos (IU-CA), "una de las prioridades de la Delegación es la conservación y restauración de todo el patrimonio monumental de la ciudad.

Así, el Crucero de Santa Marta está siendo restaurado con un presupuesto de 11.879,33 euros para la consolidación de este conjunto labrado en mármol y diseñado en 1564 por Hernán Ruiz II para un humilladero situado en el antiguo camino de San Lázaro. Las labores han comenzado con su desmontaje para limpiar y estabilizar los metales de anclaje entre las distintas partes, sellando luego las fisuras del fuste y estabilizándolo mediante cosido con varillas de fibra de vidrio y árido de mármol. Por último, se procederá a la eliminación mecánica de los revestimientos añadidos de la base y la peana y a la protección de toda la superficie por impregnación con metilsiloxanos.

El crucero, en su localización primigenia, pudo tener un aspecto más propio al de los que se emplazaban en los cruces de camino entre los siglos XV y XVI, como el que alberga la Cruz del Campo, debiéndose erigirse sobre una columna completa, siendo el fuste actual parte del original o añadido para proporcionarlo a su actual emplazamiento.

Los elementos labrados en mármol presentan actualmente graves alteraciones que afectan su futura integridad y todos los elementos que corresponden a la cruz y a la columna que la sustenta presentan fisuras, siendo especialmente graves las fisuras verticales del fuste, cuya progresión amenazaría la estabilidad de la columna completa y de la propia cruz.

LA OBRA DE CHILLIDA

Respecto al Monumento a la Tolerancia, obra de Eduardo Chillida situada en el Muelle de la Sal, junto al Puente de Triana y la dársena del Guadalquivir, se trata de una obra realizada en hormigón armado y que presenta pérdidas importantes del hormigón en su base que, extremo que, de no frenarse, podría dañar seriamente el conjunto artístico.

La principal causa de esta pérdida del hormigón se debe a la oxidación de la armadura de hierro interna por efecto de la humedad. Esta humedad puede tener su origen en causas naturales como la absorción de agua del subsuelo o la misma humedad ambiental; si bien otros factores, como el riego y las micciones, han podido contribuir igualmente a ello.

Para recuperar el hormigón dañado, se reducirá su capa hasta 2,5 centímetros por detrás de la armadura para poder limpiar fácilmente, eliminándose además el óxido que recubre las armaduras con cepillado bajo un presupuesto de 11.426 euros.